_
_
_
_

Resistencia larvada

Con su amenaza, el lunes, de barrer a los opositores a su acción, el secretario general ha vuelto a repetir el soniquete que emplea desde su llegada al poder. Gorbachov tiene que contar con la resistencia larvada de la producción. Los obreros, que tendrían que ser sus más fervientes partidarios, no le siguen. Ya que antes de recoger el fruto de sus esfuerzos tendrán que trabajar más.Pero sus adversarios más peligrosos son sus camaradas de partido. Sobre todo, los del país profundo, a los que los lemas sobre transparencia amenazan directamente en su poder y prebendas.

, 16 de octubre

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_