Nancy Reagan ingresa en un hospital con un posible cáncer de mama

Nancy Reagan, de 66 años, ingresó anoche en el hospital Naval de Bethesda, donde hoy será operada de lo que se teme sea un tumor canceroso, que puede requerir la extirpación de su pecho izquierdo, informó ayer la Casa Blanca. Una mamografía que le fue practicada hace 11 días dio como resultado "una lesión sospechosa que puede representar un estadio incipiente de malignidad", explicó el portavoz presidencial, Martin Fitzwater.

A las siete y media de la mañana de hoy (12.30, hora peninsular española) los médicos practicarán una biopsia e, inmediatamente, si el examen microscópico del tejido ofrece signos de cáncer, procederán a la extirpación del pecho izquierdo de la primera dama y a quitarle nódulos de la axila del mismo lado, en una operación que recibe técnicamente el nombre de mastectomía radical modificada. Si es así tendrá que permanecer entre cinco y siete días hospitalizada. Otras alternativas han sido discutidas con Nancy Reagan que ha aceptado esta solución, añadieron los portavoces de la Casa Blanca."Por supuesto que Nancy está preocupada como lo estoy yo, pero tenemos gran confianza en los médicos", afirmó ayer el presidente que, en los dos últimos años ha sufrido dos operaciones para atajar un cáncer de colon y otro de piel, en la nariz. "Ahora me toca a mí", comentó Nancy cuando le comunicaron que posiblemente tenga un cáncer de mama.

Ronald Reagan acompañó ayer a Nancy, su principal confidente y apoyo político, al Hospital de Bethesda, el mismo en el que él ha sido repetidamente operado, y donde cada seis meses el presidente es sometido a exámenes para comprobar si se ha reproducido o no el cáncer. Ayer se supo que Nancy tuvo un pequeño cáncer de piel, removido de su labio, hace unos años.

Fitzwater explicó que existe aún la esperanza de que el tumor sea benigno, aunque la forma de anunciarlo, previendo ya como posible una masectomía, parece indicar que los médicos creen que es maligno. Nancy supo el problema el 5 de octubre en el curso de un examen rutinario. El miércoles, estaba muy pálida cuando apareció en público en el recibimiento del presidente salvadoreño José Napoleón Duarte.

A primera hora de la mañana de ayer comenzaron a correr rumores de que los Reagan no volarían a Camp David para pasar el fin de semana como hacen todos los viernes, pero se creyó que se debía a la situación en el golfo Pérsico. Mientras tanto, Nancy Reagan cumplía normalmente con su agenda de trabajo volando a New Hampshire, por la mañana, para hablar contra la droga en

una escuela. Minutos más tarde la Casa Blanca anunciaba su operación.Poco después de mediodía Nancy regresó a Washington y por la tarde, en compañía del presidente y de su hermano Richard Davies, que es médico, se trasladó al hospital, situado en los suburbios residenciales de Washington, a unos 20 kilómetros de la Casa Blanca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de octubre de 1987.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50