Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Reyes de España y François Mitterrand inauguraron el Colegio de España en París

Los Reyes de Espada, Juan Carlos y Sofía, inauguraron ayer, junto al presidente de la República Francesa, François Mitterrand, el Colegio de España, en la ciudad universitaria de París, después de casi 20 años de clausura, en un acto en el que se quiso simbolizar una restauración de la continuidad del pensamiento y de la ciencia española como parte de la cultura europea.

En palabras del Rey, en la reapertura del Colegio "se dan cita la historia y el futuro, una historia vivida y escrita por nuestros dos pueblos y un futuro sobre el que se asienta la esperanza que ahora, tan firmemente, ahonda para siempre los lazos de nuestra amistad".El presidente francés no pronunció ni una palabra de respuesta al discurso del Rey. El presidente Mitterrand llegó un cuarto de hora más tarde de lo previsto e hizo esperar a los Reyes al pie de la escalera. A petición de un periodista francés, hizo unas breves declaraciones a propósito de la muerte del capitán Tomás Sankara, derrocado anteayer en Burkina Fasso.

Fuentes oficiales españolas y francesas consultadas restaron significación al silencio del presidente. Un portavoz del Elíseo destacó que se trataba de una sencilla visita en la que no estaba programado un discurso y subrayó el interés y la satisfacción de Mitterrand. La única referencia a las relaciones bilaterales en el discurso del Rey, que no pronunció ni una sola vez la palabra Francia, se halla en la expresión "nuestros dos pueblos". El resto fueron referencias sólo a la ciudad de París.

Discurso de Maravall

El ministro de Educación, José María Maravall, en cambio, hizo en su discursos de bienvenida a los dos jefes de Estado, una expresa referencia a "la relación cada día más estrecha que España y Francia ya mantienen". El ministro aseguró que "esta institución quiere encarnar los ideales y valores de la España democrática, el afán de su pueblo, fielmente representado por la Corona, comprometido con las causas de la libertad y de la paz, que es tanto como decir, comprometido con la causa de la cultura".

Entre los numerosos universitarios e intelectuales asistentes al acto se hallaba el candidato español a la dirección general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza. El apoyo francés al candidato de la Organización para la Unidad Africana, Amadou Mahtar M'Bow, fue el principal tema de comentario de los asistentes. La directora del colegio, Carmina Virgili, entregó a los dos jefes de Estado una medalla conmemorativa, realizada por el escultor vasco Jorge Oteiza. Por la tarde, los Reyes y Mitterrand visitaron las exposiciones reunidas bajo el título de "Cinco siglos de pintura española", después de almorzar en el Elíseo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de octubre de 1987

Más información

  • El centro simboliza la restauración del pensamiento español en la cultura europea