Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

José María García Moro,

Escultor de 53 años, madrileño afincado en Segovia, mantiene como expresión de arte la invasión del paisaje urbano con cientos de metros de plástico y formas de colores, en una experiencia que él mismo denomina "conquista de las plazas para la práctica del arte". También hace participar al espectador, e intenta abrir su imaginación. La obra de Moro es colorista, festiva y, a la vez, efímera, pues sólo dura unas horas. Desde 1985 han sido protagonistas de esta "fusión de materiales, objetos y movimiento", las plazas de Segovia, Ceuta, Valladolid, Zamora y, el pasado verano, Salamanca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de octubre de 1987