El realojamiento de chabolistas está incumpliéndose, según Izquierda Unida

Los concejales Francisco Herrera y Félix López Rey, de Izquierda Unida (IU), acusaron ayer al Consorcio para el Realojamiento de Población Marginal de incumplimientos en el ritmo de construcción y de entrega de viviendas previsto en el programa, así como de la falta de la aportación económica correspondiente a la Delegación del Gobierno. "El Ayuntamiento de Madrid", dijo Herrera, "está metido desde las elecciones en temas de cúpulas de los partidos y ajeno a los problemas de los ciudadanos".

Herrera y López Rey mostraron a la Prensa las zonas de Los Focos, en Vicálvaro, con 336 chabolas y núcleo de actuación prioritaria del consorcio, y de La Celsa, en Mediodía, con 173, uno de los más antiguos de Madrid, ya que los primeros asentamientos son de hace más de 40 años.Las chabolas de Los Focos son de ínfima calidad, y el núcleo carece de agua y alcantarillado. Las tomas piratas de luz, con empalmes hechos con cinta aislante, atraviesan el suelo donde juegan los niños. En La Celsa, las viviendas son similares, aunque existen un precario alcantarillado, una guardería, un colegio de EGB y alguna cabina telefónica.

Para resolver el problema del chabolismo en Madrid, que afecta actualmente a 2.185 familias (alrededor de 10.000 personas), en su gran mayoría de raza gitana, está prevista la construcción por parte del consorcio de 684 viviendas en altura, 850 casas bajas y de campamentos provisionales para las restantes 651 familias.

"La comunidad autónoma", dice una nota de IU, "ha incumplido el compromiso de entregar 100 viviendas en 1986 al Ayuntamiento, de las cuales 30 irían destinadas al consorcio. En 1987 ha entregado sólo dos viviendas". Por otra parte, en enero de 1988 se entregarán 96 viviendas de altura, actualmente en construcción, mientras que, según la misma fuente, "los compromisos adquiridos por el consorcio hablaban de iniciar la construcción de 100 viviendas de altura en 1986 y de 84 en 1987, todas ellas para Vicálvaro".

"Las casas están siendo construidas con financiación de la EMV [Empresa Municipal de la Vivienda]", dijo Herrera, "cuando la comunidad y el Ministerio de Obras Públicas se comprometieron a garantizar su financiación".

La nota de IU señala también que "la Delegación de Gobierno ha incumplido el compromiso de aportar 15 millones para el funcionamiento del consorcio en 1986. Lo mismo sucede respecto a 1987". Esta delegación, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid forman parte del consorcio, constituido en enero de 1986.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción