Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MOCIÓN DE CENSURA CONTRA FERNÁNDEZ ALBOR

Alianza Popular aplaza la adopción de represalias contra el PSOE al no contar todavía con apoyos

Alianza Popular realizó ayer una de sus más beligerantes acusaciones al PSOE, tras anunciar los socialistas un acuerdo con Coalición Galega y el Partido Nacionalista Galego para formar Gobierno en Galicia. Sin embargo, los dirigentes de AP no han encontrado por el momento una vía para hacer efectiva políticamente su hostilidad y han aplazado hasta el jueves la decisión de posibles represalias. Alberto Ruiz Gallardón, vicepresidente nacional de Alianza Popular, declaró que "el PSOE está a punto de cometer uno de los actos más antidemocráticos de la historia de la transición democrática" española.

Esta airada reacción no se encuentra acompañada por el momento de una coordinación efectiva con el Centro Democrático y Social, cuyo apoyo le resulta imprescindible a Alianza Popular para que triunfen sus posibles mociones de censura en importantes ayuntamientos y algunos parlamentos autonómicos. El portavoz adjunto del CDS en la corporación madrileña, Javier Soto, expresó ayer la creencia centrista de que "hoy falta un soporte objetivo para la moción de censura". "Otra cosa es", agregó, que este soporte pueda saltar próximamente, ya que están en marcha dos comisiones que estudian lo sucedido en el incendio de los Almacenes Arias y con las cuentas pendientes de justificar". Soto no olvidó resaltar que la presentación de la moción de censura por parte de AP -único grupo que reúne los requisitos realamentarios para hacerlo- efiminaría toda posibilidad legal de plantear otra en un futuro, al ser sólo posible presentar una en lodo el mandato", según informa Pedro Montoliú.Tras un debate del comité ejecutivo nacional de Alianza Popular y poco antes de que se reuniese la Junta directiva nacional, máximo órgano del partido entre congresos, Alberto Ruiz Gallardón criticó a los socialistas por "premiar la felonía política" y ofrecer la vicepresidencia de la Xunta de Galicia al ex secretario general de AP de Galicia y ex vicepresidente del Gobierno autonómico de Gerardo Fernández Albor, José Luis Barreiro.

No obstante, en la inauguración de la Escuela de Verano del PSOE, el secretario de organización de este partido José María Benegas, precisó que el acuerdo alcanzado hasta el momento se refiere a la distribución de cargos en un hipotético Ejecutivo gallego presidido por el socialista Ferriando González Laxe, "sin que se haya hablado todavía de nombres". El dirigente socialista reconoció que lo que más le preocupa en este momento es si el acuerdo alcanzado el domingo en Galicia "permite un Gobierno que sea estable, eficaz y que conlleve un esfuerzo por superar intereses exclusivamente partidarios en beneficio de los intereses generales gallegos".

El vicepresidente nacional de AP, Alberto Ruiz Gallardón reiteró ayer por la mañana el propósito de Alianza Popular de presentar mociones de censura contra los socialistas en ayuntamientos y parlamentos autonómicos donde la suma de representantes del centro y la derecha es superior a la presencia del PSOE. El dirigente conservador rehuyó precisar en qué instituciones y cuándo piensa concretar AP sus reprobaciones.

Motivos objetivos

José María Álvarez del Manzano, portavoz de Alianza Popular en el Ayuntamiento de Madrid, defendió de nuevo ayer que existen motivos objetivos para presentar inmediatamente una moción de censura contra el alcalde, Juan Barranco, aunque estimó que la mejor oportunidad estará en el pleno extraordinario solicitado por su grupo para analizar los resultados de la comisión investigadora de lo ocurrido en el incendio de Almacenes Arias.

A su juicio, "la mala gestión municipal se ha puesto de manifiesto en el servicio de bomberos". "En el pleno que se celebre sobre el tema", adelantó, "podemos llegar a todo".

Aunque afirmó que esta moción no está relacionada con el acoso del PSOE a la Xunta, Álvarez del Manzano comentó que "el caso de Galicia puede hacerme adelantar la moción.

Por su parte el presidente nacional de AP, Antonio Hernández Mancha, envió ayer a Fernández Albor un telegrama trasmitiéndole el apoyo unánime de la Junta directiva nacional de su partido. Este organismo fue convocado para el próximo jueves, cuando se conocerá si Alianza Popular permanece en la presidencia de la Xunta o si el Gobierno gallego ha pasado a manos del PSOE.

Por otra parte, ayer fueron nombrados, a propuesta de Hernández Mancha, miembros del comité ejecutivo nacional de Alianza. Popular Alfonso Osorio -uno de los principales impulsores del relevo de Manuel Fraga por el actual presidente de AP- y Federico Trillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de septiembre de 1987

Más información

  • Ruiz Gallardón acusa a los socialistas de preparar "uno de los actos más antidemocráticos de la transición"