Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE tiene garantizados los apoyos para desplazar a Fernández Albor de la presidencia de la Xunta

Santiago de Compostela

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Coalición Galega (CG) y el Partido Nacionalista Galego (PNG) cerraron anoche un acuerdo de gobierno que permitirá la aprobación de la moción de censura socialista contra el Ejecutivo de Fernández Albor, que hoy se debate en el Parlamento autónomo. Según varios de los negociadores, el pacto está garantizado, después de que en la tarde de ayer desapareciese el gran obstáculo para el acuerdo: la oposición del PNG a que José Luis Barreiro -disidente de Afianza Popular (AP) e integrado en CG- ocupe la vicepresidencia en el Gabinete de coalición.

La renuncia del PNG a la exigencia de que Barreiro no ocupe la única vicepresidencia del nuevo Ejecutivo deja despejado el camino para que el próximo miércoles el socialista Fernando González Laxe sea elegido nuevo presidente de la Xunta. El PSOE (22 diputados) y Coalición Galega (10 diputados) tienen prácticamente sellado el acuerdo, y tan sólo restaba conocer cuál sería la decisión definitiva del PNG (5 diputados), que en la madrugada del pasado viernes había amenazado con abandonar las conversaciones y reconsiderar su anunciado apoyo a la moción si Barreiro no cedía en sus pretensiones. En todo caso, una marcha atrás del PNG no ponía en riesgo la investidura de González Laxe, al que también apoyan los tres diputados del Partido Socialista Galego-Esquerda Galega y el único del Bloque Nacionalista Galego, pero sí dejaba en precario al nuevo Gabinete de coalición entre PSOE y CG, que no contaría con la mayoría absoluta en el Parlamento autónomo, integrado por un total de 71 diputados.El Consejo Nacional del PNG -máximo órgano entre congresos- decidió en la tarde de ayer dar su voto favorable a la moción de censura y reafirmar su voluntad de participar en el nuevo Gabinete de González Laxe. Aunque el secretario general del PNG, Pablo González Mariñas, no quiso admitir que su partido hubiese puesto el veto a Barreiro en algún momento, el líder nacionalista adelantó que no adoptarían posiciones "inflexibles" en la negociación y que se limitarían a reclamar una "representación digna" en el nuevo Ejecutivo. Las apetencias del PNG se satisfarán muy probablemente con la cesión a este partido de las consejerías de Presidencia -que incluye la gestión de los medios públicos de comunicación- y de Pesca. La cartera de Presidencia será para el propio González Mariñas, que también podría desempeñar la función de portavoz del Gobierno y participar, junto a González Laxe y Barreiro, en la cúpula directiva" del Ejecutivo.

González Mariñas tuvo que combatir las resistencias de un significativo sector de su propio partido, que prefería aceptar la oferta realizada en la misma mañana de ayer por el vicepresidente de la Xunta, Mariano Rajoy. El representante del Gobierno se mostró "dispuesto a negociar cualquier cosa, excepto la vicepresidencia", a cambio de un apoyo parlamentario, según fuentes del PNG.

En las últimas horas, González Mariñas mantuvo también una entrevista con el miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE Salvador Fernández Moreda, que le transmitió los deseos del propio Alfonso Guerra de que el PNG no se desvincule del acuerdo de gobierno y deje en minoría al Gabinete de González Laxe. Según fuentes nacionalistas, Fernández Moreda explicó que en las actuales circunstancias es muy difícil descabalgar a Barreiro de sus pretensiones de ser el único vicepresidente del Ejecutivo, ya que los 10 votos de Coalición Galega son indispensables para que prospere la moción.

Falta de credibilidad

El debate de la moción de censura comienza a las cinco de la tarde de hoy, con la exposición de los motivos y del programa de gobierno, sin tiempo límite, a cargo del candidato Fernando González Laxe. El aspirante a la presidencia insistirá en sus argumentos de falta de credibilidad del actual Gabinete de Fernández Albor, ausencia de una auténtica dirección política y pérdida de la dignidad institucional del presidente. Laxe propondrá un programa basado en la modernización del aparato productivo y en la profesionalización de la Administración. Tras la intervención del candidato, se suspenderá la sesión hasta mañana a las cinco de la tarde, en que hablarán los portavoces de los distintos grupos y los representantes del Gobierno. El peso de la defensa del Ejecutivo lo llevarán el vicepresidente Mariano Rajoy y el portavoz del Grupo Popular, Víctor Manuel Vázquez Portomeñe, y, como es habitual, no se tiene la seguridad de si Fernández Albor llegará a intervenir en los debates.

La votación, probablemente, se celebrará el miércoles, pero podría posponerse incluso hasta el jueves, si el Gobierno hace uso con frecuencia de su facultad para intervenir en cualquier momento del debate.

El secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, consideró ayer en Jávea (Alicante) inadecuada la reacción de AP ante la presentación por parte de los socialistas gallegos de una moción de censura al Gobierno de Gerardo Fernández Albor. AP está dispuesta a preparar mociones de censura en cadena en las instituciones gobernadas por socialistas. "No sabemos qué tiene que ver la situación de Galicia con Colmenarejo u otros pueblos", dijo Benegas, que repitió la conocida tesis socialista de que el desgobierno de Galicia ha impulsado a los socialistas a presentar la moción de censura constructiva.

Por otra parte, la comisión permanente y la junta directiva de AP, presididas por Antonio Hernández Mancha, se reunirán hoy, por separado, para estudiar la moción de censura contra el Gobierno gallego y la adopción de posibles represalias en alcaldías y comunidades autónomas.

Según fuentes aliancistas que cita Europa Press, es probable que hoy haya una respuesta contundente de AP a la moción de censura, y como primera medida se decida la presentación de una moción de censura en el Ayuntamiento de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de septiembre de 1987

Más información

  • González Laxe expondrá hoy su programa de gobierno