Fallece un sargento en Gerona en unas maniobras nocturnas por disparos de un campesino

El sargento del Ejército de Tierra Ignacio Purón Tudela, de 23 años, natural de Logroño y destinado en el centro de instrucción de reclutas número 9 de Sant Climent Sescebes (Gerona), resultó muerto la noche del pasado sábado en el transcurso de unas maniobras de guerrilla nocturna, al ser alcanzado por los disparos de un campesino que, al parecer, le confundió con algún animal.Los hechos sucedieron en el término municipal de Terrades, hacia las once menos cuarto de la noche del sábado, cuando los soldados de Sant Climent Sescebes realizaban unas maniobras incluidas en el plan general de instrucción, según especificaron ayer fuentes del Gobierno Militar, que no precisaron el número de hombres que en ellas intervenían. Las maniobras, que se desarrollaban desde hacía cuatro días, eran conocidas por los vecinos de la zona que ayer fueron consultados por este periódico.

El campesino Jordi Cros Ginar, de 52 años y propietario de la masía La Riera, en el término municipal de Terrades, oyó ruidos en el exterior de la vivienda y efectuó dos disparos de posta con una escopeta de caza, hacia el lugar de donde procedían los ruidos.

Los disparos del campesino alcanzaron de lleno en la cabeza al sargento Ignacio Purón, que murió en el acto. También resultó herido por los disparos el cabo Carles Ruiz García, de 20 años de edad y natural de Sabadell.

Ambos fueron trasladados al hospital comarcal de Figueres, donde el sargento ingresó cadáver. Al cabo Carles Ruiz se le apreciaron "erosiones cutáneas" que fueron pronosticadas de carácter leve, y fue dado de alta ayer mismo.

"Desgraciado accidente"

Fuentes del Gobierno Militar de Gerona, que calificaron los hechos como "un desgraciado accidente", aseguraron ayer que las maniobras militares son habituales en esa zona y que nunca hasta hoy se había producido ningún accidente.Fuentes de la Guardia Civil, que lleva la investigación de los hechos, no precisaron ayer si Jordi Cros había sido detenido. El juez de instrucción de guardia en Figueres, donde ayer por la tarde prestó declaración Jordi Cros Ginar, no facilitó tampoco ninguna información.

Hasta hace unos meses, el campamento de Sant Climent funcionaba básicamente como centro de instrucción de reclutas, pero tras la reforma del plan de modernización del Ejército de Tierra se ha convertido en sede de una unidad operativa formada por efectivos hasta ahora destinados a la ciudad de Gerona y a la de Lérida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de septiembre de 1987.

Lo más visto en...

Top 50