El Gobierno descarta un debate en el Congreso sobre los contactos con ETA

El portavoz del Gobierno, Javier Solana, manifestó ayer al término de la reunión del Consejo de Ministros, que al Ejecutivo no considera adecuado realizar explicaciones sobre los contactos con ETA en un debate en el Congreso. Solana agregó, no obstante, que el "Gobierno atenderá lo que diga el Parlamento" al tiempo que mostró la oposición del Gabinete a que la Cámara baja haga una declaración institucional, solicitada por el Grupo Popular, que afirme que la cuestión de Navarra es innegociable.Por otra parte, el presidente del Gobierno vasco, José Antonio Ardanza, manifestó ayer en una entrevista realizada en Euskal Telebista (ETB), la televisión autonómica vasca, que "el final de más de veinte años de lucha armada no puede ser una reinserción, ya que, en otros ámbitos de ETA se podría entender que quien se acogiera a estas medidas habría claudicado".

Más información
El Gobierno está dispuesto a superar el 4% de subida para salarios y pensiones en 1988

Ardanza juzgó que existen vías jurídicas por las que atender dos de las tres las reivindicaciones contenidas en la "alternativa KAS": la amnistía de los terroristas y la integración de Navarra en Euskadi.

Por su parte el presidente de Euskadiko Ezkerra, Juan María Bandrés, manifestó a Efe que "nunca ha habido, quizás, tanta expectativa o aproximación a una solución final del problema ETA".

Mientras tanto el secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, solicitó ayer al vicepresidente del Partido Demócrata Popular (PDP), Iñigo Cavero, y al secretario general de Convergència Democrática de Catalunya (CDC), Miquel Roca, el apoyo de sus respectivas fuerzas políticas para que el Gobierno lleve a cabo con mayor respaldo la lucha antiterrorista.

Benegas mantuvo por separado ambas entrevistas, al igual que el pasado jueves cuando recabó un consenso sobre la política antiterrorista al secretario general de Alianza Popular (AP), Arturo García Tizón, y al vicesecretario general del Partido Comunista de España (PCE) Enrique Curiel.

Acuerdos del Consejo

El Consejo de Ministros aprobó también en su reunión de ayer una serie de nombramientos en Exteriores, entre los que destaca el Jesús Ezquerra. Calvo como nuevo embajador de España ante la Santa Sede, en sustitución de Gonzalo Puente Ojea. Ezquerra ocupaba actualmente la Dirección General de Política Exterior para Europa, en la que le sustituye Fermín Zelada Jurado, hasta ahora director general adjunto de Política en la Secretaría General de Política Exterior.

El Gobierno aprobó también el cese, a petición propia, de Mercedes Rico como embajadora en Costa Rica, y de Tomás Chávarri como embajador en Arabia Saudí. Mercedes Rico pasará a dirigir la oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Consejo de Ministros acordó igualmente varios ascensos de militares.

Más información en página 35

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS