Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Concluye la huelga más larga y costosa de la minería surafricana

La huelga más larga y costosa de la minería surafricana concluyó ayer al aceptar los representantes del Sindicato Nacional de Mineros (NUM) la oferta patronal. La oferta aceptada por el NUM es "la misma, bajo otros aspectos", que la que le había sido ofrecida el martes pasado, según anunció el negociador de la patronal, Johann Liebemberg, es decir, un aumento del 10% de la prima anual que percibe cada minero y un aumento de la indemnización a la familia en caso de muerte del minero por accidente laboral. La huelga, que comenzó el pasado 9 de agosto, ha durado tres semanas.

"La huelga ha terminado", anunció ayer Llebemberg, jefe de la Delegación de la Cámara de Minas, que representa a las seis compañías mineras más importantes de Suráfrica. El secretario general del NUM, Cyril Ramaphosa, se comprometió a instar a los huelguistas a que se reintegrasen la pasada noche a sus puestos de trabajo.

El portavoz de la Delegación de la Cámara de Minas de Suráfrica declinó calificar de "victoria" para la patronal el acuerdo pactado con el NUM y señaló que, "al percatarse ambas partes de los costes de la huelga, han aprendido a respetarse una a otra".

Aumento salarial

Los dirigentes del sindicato minero surafricano, que no han podido conseguir para sus afiliados el aumento salarial reivindicado, declinaron ayer hacer comentarios al abandonar la sede de la Cámara de Minas, situada en el centro de Johanesburgo, tras mantener tres horas y media de conversaciones con la patronal. El presidente de la Cámara de Minas, Nass Stenkamp, declaró que se sentía "muy feliz" por haber llegado a un acuerdo con el NUM y que los costes de la huelga habían sido muy elevados.

La huelga se originó a causa de una reivindicación salarial de los afiliados al sindicato minero surafricano.

La Cámara de Minas concedió unilateralmente el 1 de julio pasado aumentos que oscilaban entre el 15% y el 23,4%, mientras que el sindicato solicitaba el 30%, aunque el pasado martes rebajó su petición al 27%.

La Cámara de Minas surafricana ha mantenido desde un principio la posición de que no procedía otorgar ningún aumento salarial y no ha cedido en este punto a las peticiones del NUM.

Fuentes de la Cámara de Minas informaron ayer que no se había llegado a un acuerdo formal entre el NUM y la patronal en cuanto si a los 44.000 mineros despedidos en el curso de la huelga serán o no readmitidos, ya que éste es un asunto que incumbe resolver a cada una de las compañías.

"No intentaremos sancionar a los mineros", señaló por su parte Bobby Gossell, uno de los representantes de la patronal que ha llevado a cabo las negociaciones en nombre de la Anglo American Corporation, que daba empleo al 80% de los huelguistas.

Bobby Gossell señaló que su empresa tratará de crear nuevos puestos de trabajo "allí donde sea posible"

En el curso del conflicto laboral, nueve mineros resultaron muertos y unos 300 heridos en enfrentamientos producidos en las minas entre los trabajadores y los miembros de los servicios de seguridad.

La mitad de las minas de oro

La huelga minera en Suráfrica afectó aproximadamente a la mitad de las minas de oro suráfricanas y a una quinta parte de las de carbón, y la empresa más afectada ha sido la Anglo American Corporation. Según los expertos, las pérdidas de producción de oro en el curso de la huelga oscilan entre 20 y 30 millones de rands (de unos 1.200 a unos 2.000 millones de pesetas) diarios.

La República Surafricana es el primer país productor de oro del mundo, seguido de la Unión Soviética, y en 1986 consiguió extraer 638 toneladas del preciado metal.

Por otro lado, ayer estalló una bomba en el edificio en que se encuentran las oficinas de los sindicatos negros y las organizaciones contra el apartheid en las afueras de El Cabo, causando graves destrozos.

Las oficinas habían sido inauguradas hace solamente una semana, y la explosión no causó víctimas, excepto algunas heridas leves a residentes de la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de agosto de 1987

Más información

  • Sin acuerdo sobre la readmisión de los despedidos