Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VERANO 87

Con acento inglés

Los príncipes de Gales y sus hijos, Guillermo y Enrique, aumentarán en cuatro el elevado número de turistas británicos que estos días están disfrutando sus vacaciones en Mallorca y que fuentes del sector turístico cifran en unos 30.000. La tradición británica de la isla se refleja en la existencia del Majorca Daily Bulletin, un perlódico balear editado íntegramente en inglés.Precisamente, los datos sobre la venta de diarios permiten ilustrar hasta qué punto Palma es estos días una ciudad con acento inglés. Según la distribuidora SGEL, cada día se venden en Mallorca unos 20.000 periódicos británicos. El hecho de que se vendan miles de tabloides amarillos, especialmente The Sun y Dady Mirror, por sólo medio millar del tradicional y conservador The Times, permite aventurar que este año los turistas británicos que se encuentran en Palma pertenecen, en su mayoría, a las clases sociales más populares de su país. Y son precisamente ellos los que más adoran la inconfundible imagen británica del príncipe Carlos y las pamelas, modelitos y zapatos conjuntados de lady Di.

La llegada de los príncipes de Gales es estos días el tema favorito de conversación de la jet mallorquina. El pasado jueves por la noche, la jet de Palma -"nosotros sí somos jet y no como los horteras de Marbella", comentó una joven cubierta de satén rojo, muy morena y con un grueso collar de oro en el cuello- se reunió en el Club de Mar. Junto a la piscina de este superprivado local, Mari Cruz Soriano, ex presentadora de TVE, anunció la puesta en venta de los apartamentos de un complejo de lujo construido al sur de Palma. Durante la cena que siguió al cóctel, a la que asistieron, entre otros, la nieta de Franco, Carmen Rossi, y, su marido y Jean-Marie Rossi, todos hablaban de los príncipes de Gales como si los conocieran de toda la vida, mientras estaban en el bufe frío, cubriendo sus platos con langostinos y salmón. Muchos se quejaban porque el gazpacho estaba caliente y porque la familia real española "acapare a Carlos y Diana y no nos los presenten".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1987