Japón anuncia un nuevo descenso en el superávit comercial de junio, que se elevó a 7.983 millones de dólares

El dólar registró ayer una caída y los temores sobre la situación en el golfo Pérsico provocaron una fuerte subida del oro, que superó los 460 dólares la onza, en lo que supone su cotización más alta de los últimos dos meses. Mientras, Japón anunció que su superávit comercial durante el pasado mes de junio fue de 7.983 millones de dólares. Esa cifra indica un nuevo descenso desde que en el mes de enero se alcanzara el récord de 9.600 millones de dólares.Respecto al mes de mayo, el superávit comercial japonés descendió en 47 millones de dólares. Las exportaciones de Japón en junio bajaron un 0,4% respecto al mes anterior, y las importaciones crecieron un 12,1% en comparación con el mes de mayo. Funcionarios del Ministerio de Finanzas japonés atribuyen el descenso del superávit comercial a la menor exportación de automóviles a Estados Unidos.

Por otro lado, durante la mañana de ayer el oro se cotizó a 464,25 dólares la onza en el mercado de Londres, una subida de 4,50 dólares con respecto al día anterior. Al mismo tiempo, el dólar cayó hasta 149,25 yenes y 1,8510 marcos alemanes. La divisa estadounidense inició la semana con una cotización de 150,30 yenes y 1,8545 marcos. La peseta se apreció un 0,41 % en relación con el dólar, al marcar el Banco de España un cambio base de 126,08 pesetas por la divisa norteamericana. En la sesión anterior, el dólar cerró a 126,60 pesetas.

Los mercados de valores de Tokio y Londres se mostraron ayer bastante débiles. La Bolsa de Tokio se mostró confusa y el índice Nikkei cayó 22,26 yenes, situándose en 24.488,11, frente a los 25.929,42 yenes conseguidos el 17 de junio en una jornada récord. Fuentes bursátiles atribuyeron la caída de los índices a la preocupación de los inversores por los altos precios alcanzados en los últimos días. Asimismo, la apreciación del yen frente al dólar ocasionó bajas en todos los valores relacionados con la exportación.

El mercado de valores londinense acabó ayer la semana con una jornada pesimista, debido al temor de que puedan existir problemas de liquidez el próximo lunes. El índice del Financial Times cerró a 1.852,5.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de julio de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50