Graves incidentes en San Sebastián en una concentración de apoyo a los refugiados de ETA

Graves incidentes, con decenas de heridos, contusionados y detenidos, se produjeron ayer tarde en San Sebastián después de que los efectivos antidisturbios de la policía disolvieran una concentración de apoyo a los refugiados de ETA convocada por las gestoras pro amnistía y prohibida expresamente por el Gobierno Civil de Guipúzcoa.

Los ciudadanos donostiarras revivieron ayer en sus calles imágenes de disturbios y violencia que no se producían de manera tan generalizada desde hace años. Tras la primera carga policial, efectuada a las 17 horas, cuando el europarlamentario de Herri Batasuna Txema Montero abría el acto, los manifestantes se distribuyeron en pequeños grupos por el centro de la ciudad colapsando el tráfico con coches cruzados, vallas metálicas, papeleras, mesas y sillas de las cafeterías y diversos materiales.Pese al importante despliegue de medios, la policía actuó con extrema dureza, acosando a manifestantes aislados y apaleando en grupo a personas caídas. Algunos detenidos fueron golpeados duramente cuando se encontraban esposados, incluso dentro del furgón policial. Un manifestante recibió por detrás un porrazo en la cabeza, que le provocó una aparatosa herida, cuando estaba siendo identificado por otros policías. La violencia de las imágenes y el espectáculo de un paisaje urbano salpicado de disturbios e incidentes alcanzó también al paseo y a la playa de la Concha, muy frecuentados ayer debido a la soleada tarde.

Efectivos antidisturbios bajaron a la playa persiguiendo a casi medio centenar de manifestantes que optó por introducirse en el agua, vestidos, para huir del acoso policial y ponerse fuera del alcance de las pelotas de goma disparadas por policías apostados en la barandilla. Una de las personas hospitalizadas sufre una lesión ocular por el impacto de una bala de goma.

La táctica seguida por los manifestantes de mezclarse entre otros grupos de ciudadanos para gritar sus consignas e insultos y hostigar esporádicamente a la policía desde un relativo anonimato confundió en ocasiones a los efectivos antidisturbios que en alguna ocasión descargaron sus golpes contra personas ajenas a la convocatoria.

Cámaras de filmación

El despliegue policial incluyó ayer la utilización de cámaras de filmación para identificar a los manifestantes v el empleo de motos. Dos coches de matrícula francesa fueron volcados por los manifestantes. El sonido de sus sirenas se mezcló frecuentemente con el de las ambulancias que recogían a los heridos y contusionados. Las ambulancias de la Cruz Roja y de la DYA efectuaron ayer tarde un total de 23 salidas para atender a manifestantes heridos, muchos de los cuales acudieron a los centros sanitarios por otros medios. Seis personas fueron atendidas con fracturas de costillas, clavícula o tabique nasal en la Residencia Sanitaria de San Sebastian y otras más, en un número indeterminado, recibieron asistencia en otros centros.

Un policía resultó herido en una pierna en un choque entre dos motos de los antidisturbios y se encuentra ingresado. La convocatoria de las Gestoras Proaministía, pretendía formar una cadena humana en el centro de San Sebastián, en protesta por la política de entregas de presuntos miembros de ETA iniciada hace un año por Francia.

Por su parte, en Bayona (Francia) se realizó otra concentración contra las expulsiones francesas que congregó a poco más de 200 personas y en la que no se produjeron incidentes.

Los manifestantes dijeron ante el acoso policial que solo querían protestar contra las expulsiones y, tras leer la lista de los 70 expulsados del territorio francés y señalar que "algunos han sido torturados al regresar a España", se disolvieron pacíficamente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción