Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Stefano delle Chiaie: "La matanza de la calle de Atocha fue instigada por sectores de la policía"

El ultraderechista italiano Stefano delle Chiaie afirmó a este periódico en Bolonia que la matanza de los abogados laboralistas de la calle de Atocha fue instigada por determinados sectores de la policía española. Delle Chiaie aseguró que los autores materiales del atentado eran jóvenes muy próximos a ese círculo policial. Precisó que algunos miembros de esos sectores frecuentaban la pizzería El Appuntamento, donde solían reunirse los fascistas italianos, hasta que él ordenó personalmente que se alejaran del local para evitar provocaciones. Delle Chiaie está siendo interrogado actualmente por los jueces de Bolonia, acusado de asociación subversiva en el proceso iniciado tras el atentado que costó la vida a 85 personas en 1980.

Delle Chiale, detenido en Venezuela y trasladado recientemente a Italia tras pasar 17 años escondido en España y Suramérica, ha iniciado ante los jueces italianos un largo y minucioso relato de sus actividades.El jefe del grupo de extrema derecha italiano Avanguardia Nazionale llegó a España el 23 de julio de 1970, procedente de Lyón. Había llegado a la ciudad francesa tras huir de Italia, donde era buscado por la justicia acusado de las acciones del terrorismo negro. Se estableció en Barcelona, junto a su compañera desde hace 28 años Leda Pagliuca Minetti. En los primeros meses permaneció en casa de su "camarada italiano" Angello Faccia, que ahora vive en su país, hasta que empezó a disponer de algunos recursos.

El 7 de diciembre de 1970, fecha del golpe Borghese, se encontraba en España, a pesar de que, según ha declarado, fue acusado de haber entrado ese día en las dependencias del Ministerio del Interior italiano y haber conseguido armas para apoyar el golpe negro. La justicia italiana lo absolvió recientemente de su participación en el golpe del Príncipe Negro.

Delle Chiale fue relacionado en numerosas ocasiones con acciones terroristas de la extrema derecha en España, donde permaneció hasta febrero de 1977, después de la denominada Semana trágica -muerte de los abogados laboralistas de la calle de Atocha y asesinato de Yolanda González, en el que participa el ultra Jorge Cesarsky.

Delle Chiaie ha relatado por primera vez una somera explicación de sus actividades en España, dado que el presidente del tribunal de Bolonia no permitió entrevistarle hasta que no culmine su interrogatorio, previsto para finales de este mes.

Durante la etapa franquista, Delle Chiaic, y los fascistas italianos gozaron del apoyo de las autoridades españolas, "pero en 1977 la policía franquista inició nuestra persecución", asegura el capo de la denominada Internacional Fascista, época en la que éste se trasladó a Argentina.

Delle Ciniaie asegura que el episodio de Montejurra "tenía sólo un carácter político, como primer acto después de la muerte de Franco. Siempre se ha hablado de la famosa foto en la que se me ve con Cauchi y otras personas que llevaban unas porras, pero no se ha dicho las armas que portaban los que teníamos enfrente".

El jefe de Avanguardia Nazionale afirma que en España intentó "la unificación de su grupo con Ordine Nuovo; también en Grecia durante 1974 con Ello Massagrande, pero no pudo lograrse".

Según sus explicaciones, "nunca teoricé sobre la violencia porque mi experiencia me ha demostrado que la clandestinidad no se escucha y la violencia no destruye el sistema".

Ingram y Atocha

Delle Chiaie asegura que "tras los guerrilleros de Cristo Rey no se escondía más que una persona, Marlano Sánchez Covisa, y poco podía hacer un grupo así".

Sobre su responsabilidad en el asesinato del juez Occorsio -ametrallado con una Ingram propiedad de la policía española que fue entregada a los fascistas italianos-, afirma "que los arrepentidos fascistas en sus declaraciones se contradicen y tales afirmaciones constatan el construido pentitismo", en referencia a los arrepentidos. Asegura que no tuvo relación con las armas de los servicios secretos españoles y precisa que la fotografía publicada por una revista española donde aparecía con una metralleta "es un montaje".

El jefe de Avanguardia Nazionale asegura que los autores materiales de la matanza de Atocha estaban estrechamente relacionados con un sector de la policía española que buscaba la provocación, como lo intentó con los fascistas.

Esta somera explicación sobre su paso por España, y especialmente sobre los casos Ingram y Atocha, que ha prometido precisar ampliamente, sostiene algunas hipótesis que circularon en España sobre la participación de determinados sectores de la policía y los servicios secretos en la provocación de los ultras para desestabilizar el sistema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de julio de 1987

Más información

  • Declaraciones del líder de la Internacional Fascista, tras su paso por España