Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE LA CE

Los 'doce' levantarán este mes las sanciones contra Siria

I. C. Los doce levantarán este mes, casi con certeza, las sanciones que impusieron el pasado noviembre a Siria, acusada por el Reino Unido de complicidad en el frustrado atentado contra un avión de la compañía israelí El Al que efectuaba la ruta Londres-Tel Aviv.

Christopher Meyer, portavoz del Foreign Office, confirmó durante la cumbre europea que el Gobierno de Margaret Thatcher no se oponía ya al levantamiento de estas sanciones, aunque esto no signifique que esté, por su parte, dispuesto a reanudar sus relaciones diplomáticas con Damasco , rotas desde entonces.

No es aún seguro que todas las medidas adoptadas hace ocho meses contra el régimen sirio del presidente Hafez el Assad vayan a ser suprimidas de golpe, pero parece evidente que la más importante de todas, la prohibición de visitas de alto nivel, lo será cuando se reúnan, en Julio, en Dinamarca, los ministros de Asuntos Exteriores de los doce.

Grecia, que nunca aprobó las sanciones, e Italia fueron, en la última reunión del Comité Político de la Comunidad Europea (CE), los más arduos partidarios de su supresión, pero a España tampoco le pareció mal la idea, según el jefe de su diplomacia, Francisco Fernández Ordóñez, "porque se trata de un país clave en Oriente Próximo".

El motivo fundamental del inminente cambio de actitud de los doce con relación a Damasco se debe a que la CE quiere ganarse a Siria para su iniciativa, por ahora algo paralizada, tendente a lograr la convocatoria de una conferencia de paz sobre Oriente Próximo. El hasta ahora presidente del Consejo de Ministros de Exteriores, el belga Leo Tindemans, ha efectuado varias giras por aquella región, pero siempre sin pisar Siria, algo que ha lamentado en privado y que su sucesor danés podrá hacer a partir de este mes de julio.

Otra razón de la flexibilización de la postura comunitaria es que el presidente sirio, Hafez el Assad, parece haberse distanciado relativamente del terrorismo, cerrando, según el portavoz británico, algunas oficinas en Damasco del célebre terrorista palestino Abu Nidal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1987