Incomunicado por voluntad propia el ciudadano soviético que pidió asilo en Cádiz

Incomunicado por voluntad propia, permaneció durante la jornada de ayer en la comisaría de policía de Cádiz el ciudadano soviético Silvirius Chiadvidis, que pidió refugio político el pasado martes tras huir del grupo de turistas del que formaba parte y que había llegado a la ciudad a bordo del transatlántico. Constantin Simonov. Una tramitación burocrática retrasó su llegada a Madrid, prevista para ayer.El transatlántico abandonó el puerto de Cádiz en la tarde del miércoles, tal y como estaba previsto. La visita al casco histórico de la capital gaditana es una ruta acostumbrada para el pasaje de los buques turísticos soviéticos, que piden un permiso especial para tal actividad. Este paseo cultural y comercial fue el aprovechado por Chiadvidis para consumar su huida el martes y hacer posible su petición de refugiado político en España, aunque su destino final es Estados Unidos.

En comisaría recibió la visita de una asistenta social de la Cruz Roja, a quien hizo saber que no necesitaba ayuda.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción