Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Oferta y demanda siguen insistiendo

La capacidad de absorción de los mercados de valores se ha visto puesta a prueba una vez más ante la insistencia que continúan mostrando los vendedores, lo que al final se ha traducido en otra sesión aparentemente equilibrada en la que ponderan por igual las dudas respecto al futuro inmediato que las expectativas de mejora. El volumen de papel puesto a la venta ha sido importante, al tiempo que la actividad compradora se ha dirigido con más fuerza hacia algunos de los valores de construcción y tiene alguna incidencia en el sector bancario.El interés con que se sigue la evolución de los mercados monetarios se ha centrado esta vez en la adjudicación de las letras del Tesoro, cuyo tipo de interés ha sorprendido bastante a los habituales del parqué, más teniendo en cuenta el plazo que la cantidad misma. Las instituciones cuentan desde ahora con un nuevo elemento a tener en cuenta antes de entrar en bolsa, sobre todo en los periodos de cierta inestabilidad. En el momento en que este nuevo instrumento financiero pueda cederse a terceros, es decir, cuando el público tenga acceso a él, el drenaje de fondos del sistema parece garantizado, al menos mientras mantenga los tipos altos.

La jornada comenzó con un sector eléctrico que poco a poco está acumulando plusvalías, si bien con un volumen de negocio bajo, y unos grupos industriales que vuelven a acaparar la atención de los inversores. Siderurgia y construcción han sido los sectores más favorecidos por las compras, al tiempo que la mejoría de los valores bancarios contrasta con la evolución de Telefónica, que continúa aguantando el chaparrón tras su última escalada. Un cierre poco animado indicaba la existencia de tensiones debido a la presencia de partidas vendedoras y a la proximidad del final de mes, periodo en que han de renovarse o cancelarse numerosas operaciones a crédito.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción