Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES

El CDS recibe los primeros 'recados' para negociar con los socialistas la alcaldía de Madrid

La comisión ejecutiva -comité nacional- del Centro Democrático y Social (CDS) lleva casi dos meses sin reunirse, por lo que los representantes de este partido electos en los ayuntamientos y las comunidades autónomas permanecen sin un criterio claro para sus contactos políticos con vistas a eventuales pactos de gobierno. El partido de Adolfo Suárez recibió el miércoles los primeros recados del PSOE para negociar sobre la alcaldía de Madrid, y sus representantes han estudiado que quizá deban abstenerse al votar a su candidato, Agustín Rodríguez Sahagún, para evitar apoyos piratas que le hagan alcalde contra su voluntad.

José Ramón Caso, secretario general del CDS, negó ayer rotundamente que exista un pacto entre su partido y Alianza Popular sobre la alcaldía de Madrid. "No hay ningún acuerdo" -dijo- porque no ha habido ninguna negociación". Algunos medios informativos habían asegurado que estaba prácticamente ultimado un acuerdo entre el CDS y AP por el que Agustín Rodríguez Sahagún (CDS) ocuparía la alcaldía de Madrid y Alberto Ruiz Gallardón (AP) la presidencia de la comunidad.Fuentes de la dirección del CDS han indicado que el miércoles se produjeron los primeros "recados" del PSOE para entablar una conversación en torno a la alcaldía de Madrid; mientras que los procedentes de Alianza Popular se registraron hace días.

"20 concejales cabreados"

En las próximas fechas se reunirán el candidato socialista, Juan Barranco, y el número uno del CDS en la lista de la capital, Agustín Rodríguez Sahagún. La invitación para este contacto fue efectuada al CDS por una destacada personalidad socialista de la Administración en Madrid.Sobre la propuesta de AP, estas fuentes centristas indicaron que expondrán en la comisión ejecutiva del partido -que tal vez se reúna la próxima semana- que incluso la hipótesis de obtener la alcaldía de Madrid para Agustín Rodríguez Sahagún se presenta bastante peligrosa. "Sería gobernar con un voto de diferencia y teniendo como apoyo a 20 concejales cabreados" (los de AP).

Diversas fuentes centristas han explicado que creen ver una "voluntad muy decidida" de AP para llegar a un acuerdo que haga alcalde a Agustín Rodríguez Sahagún e impida, por tanto, la reelección del socialista Juan Barranco. Y hasta tal punto han visto esa voluntad de AP que incluso los representantes del CDS elegidos en la capital han llegado a pensar que -si no se produce ningún acuerdo- deberán abstenerse en la votación para elegir alcalde -es decir, no votar ni a su propio candidato-, con objeto de evitar que un apoyo de AP le convierta en presidente de la corporación aun en contra de su voluntad de permanecer en la oposición.

En efecto, el pleno que elija al alcalde deberá votar a los números uno de cada lista. En principio, es de suponer que los 24 ediles socialistas voten a Juan Barranco, que los ocho centristas apoyen a Rodríguez Sahagún y que los 20 de AP y los tres de Izquierda Unida voten a sus propios candidatos, José María Álvarez del Manzano y Ramón Tamames, respectivamente. Pero si los concejales de AP escribiesen en sus papeletas espontáneamente -sin acuerdo previo- el nombre de Rodríguez Sahagún le convertirían en alcalde, al sumarse los votos de ambos partidos y formar mayoría absoluta. Esta posibilidad -barajada por el CDS- daría como resultado que Rodríguez Sahagún sería un alcalde en precario, necesitado continuamente de buscar respaldo durante cuatro años. Y para evitar ese peligro, los concejales centristas estudian la posibilidad de no apoyar a su propio candidato.

Mientras tanto, fuentes del partido centrista indican que sus dirigentes se ocupan estos días en conversar con los representantes de la organización en las distintas provincias. El CDS se mantiene a la expectativa ocho días después de las elecciones y sin reunir a su comisión ejecutiva.

La última reunión del Comité Nacional centrista -formado por 21 personas- se celebró el 29 de abril pasado, y el 17 de junio aún no había sido programada una nueva sesión, según fuentes del partido.

La comisión ejecutiva, reunida el miércoles 29 de abril, aprobó las candidaturas del partido para las elecciones municipales, autonómicas y para el Parlamento Europeo. Luego la campaña electoral impuso un paréntesis en las convocatorias de este órgano directivo. Tras las votaciones del día 10, la ejecutiva no se ha reunido siquiera para analizar los resultados.

Los estatutos del CDS establecen que convoca las reuniones el presidente del partido -Adolfo Suárez-, y no fijan una periodicidad concreta.

[Por su parte, el CDS de Castilla y León espera que los partidos que necesiten sus votos para gobernar en las diferentes instituciones de dicha comunidad se aproximen con sus programas a la formación centrista, según declararon ayer dirigentes del CDS en Castilla y León, informa Europa Press].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de junio de 1987

Más información

  • José Ramón Caso niega que exista un acuerdo con Alianza Popular