EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES

Arzalluz cree que el pacto de gobierno en el País Vasco no se resentirá por los resultados de las elecciones

El presidente de la ejecutiva del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Xabier Arzalluz, consideró ayer en Vitoria que el pacto de gobierno en la comunidad autónoma vasca entre su partido y el Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) no se resentirá por la pérdida de votos de la que ambos socios de la coalición se han visto afectados en los comicios del pasado día 10, ya que el juego de fuerzas es similar al emanado de las elecciones autonómicas vascas de noviembre del año pasado.

Más información
AP propondrá al CDS acuerdos para arrebatar a los socialistas 8 comunidades y 27 ayuntamientos
El PSOE está dispuesto a "dialogar" para lograr la gobernabilidad de ayuntamientos y autonomías
AP readmite a dos empleados despedidos del partido
El juez Lerga se hace cargo de la denuncia contra el director general del INE

Arzalluz no consideró lógico pedir responsabilidades del descenso electoral a una sola persona cuando el PNV, dijo, funciona colegiadamente. El presidente peneuvista recalcó que su formación va a tener posibilidad de cambiar a todos sus dirigentes. "Va a haber una ocasión omnímoda de cambiar de arriba a abajo, si así lo desea el partido, a toda su Ejecutiva". Este cambio no se podrá producir antes de final de año, dados los plazos que el PNV se ha dado para su renovación.Preguntado sobre la eventualidad de que él mismo dimitiese dentro de esa renovación, Arzalluz afirmó que dimitirá siempre que se lo pidan las bases del PNV. El dirigente nacionalista destacó la importancia del proceso de reflexión interna que sigue su partido y que se revitaliza tras las pasadas elecciones. "Damos por cerrado el período de la formación de un nuevo partido. Con estas elecciones hemos pagado la factura electoral", subrayó.

El líder del PNV, que participó en una reunión con los candidatos electos de su partido a la que también asistió el lehendakari, José Antonio Ardanza, subrayó que de los pasados resultados electorales no podía concluirse que la ciudadanía había castigado a los nacionalistas del PNV y a los socialistas por su pacto, ya que, por ejemplo, Euskadiko Ezkerra, partido que durante su campaña criticó al Ejecutivo de Vitoria, también ha bajado.

El líder del PNV afirmó que las elecciones locales eran la segunda parte de lo que sucedió en las autonómicas y que, por ello, su partido no com.para resultados con 1983, sino con el pasado año. "A partir de la creación de un nuevo partido nacionalista democrático (en referencia a Eusko Alkartasuna), las cifras del 83 no sirven", señaló Arzalluz.

En su análisis el presidente del PNV estimó que se había cumplido su predicción de que nadie subiría ni bajaría en exceso. "La subida de HB no es espectacular", dijo, relacionando la importancia del incremento de votos en ese partido con el hecho de que el resto hubieran bajado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Garaikoetxea y Gangoiti

Respecto a EA, Arzalluz consideró que su ascenso más importante había sido en Vitoria debido a la personalidad de José Ángel Cuerda, alcalde de la capital alavesa que ha obtenido 10 de los 27 concejales del ayuntamiento.El presidente del PNV apuntó que Garaikoetxea había sacado en Euskadi menos votos que Jon Gangoiti, candidato del PNV para el Parlamento Europeo, que, sin embargo, se ha quedado sin escaño. Arzalluz aseguró que su partido había perdido unos 36.000 votos debido al descenso en el número de censados; y al incremento de la abstención, y no por un trasvase de votos hacia otras opciones. Aunque no definió la política de pactos del PNV, de los que en principio no se excluirá a nadie, Arzalluz precisó que su partido hablará en primer lugar con los socialistas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS