Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Citibank España pone en venta su sede de Madrid, por la que pide 4.000 millones de pesetas

Citibank España, SA, ha puesto en venta su sede central en nuestro país, situada en la plaza de la Independencia, número 6, de Madrid, por la que pide 4.000 millones de pesetas en números redondos. La operación no tiene relación alguna con los recientes acontecimientos habidos en la matriz, Citicorp, a consecuencia de la deuda latinoamericana, y responde únicamente al deseo de sacar provecho del llamado boom inmobiliario madrileño. El precio estimado en 500.000 pesetas por metro cuadrado ha dejado fríos a los brokers inmobiliarios potencialmente interesados, pues lo consideran excesivo.

El edificio en cuestión procede de la compra del antiguo Banco de Levante, al que servía de sede central, y consta de 3.885 metros cuadrados bajo rasante, con 104 plazas de garaje, y de 7.756 metros cuadrados sobre rasante. Calculando un precio de 1,5 millones por cada plaza de garaje, se obtiene una suma de 156 millones de pesetas, que restada a los 4.000 citados permite obtener un precio de prácticamente 500.000 pesetas metro cuadrado sobre rasante (495.000 pesetas exactamente).Aunque el edificio está siendo estudiado con detenimiento por los principales brokers inmobiliarios establecidos en nuestro país, la importancia de esa cifra por metro cuadrado ha dejado fríos a los potenciales interesados, que juzgan excesivas las pretensiones de Citibank. De acuerdo con una de las fuentes consultadas, "se podría llegar a pagar 3.000 millones de pesetas, contando con un precio razonable de alquiler Fijado posteriormente y una rentabilidad estimada sobre la inversión del 6%".

Los planes de Citibank apuntan a seguir en el edificio como inquilino después de su venta, siguiendo el modelo del Banco de Santander, que recientemente vendió su sede madrileña en la zona de Azca al grupo suizo BTK Holding por una cifra superior a los 10.500 millones de pesetas, con un precio del metro cuadrado cercano a las 500.000 pesetas. El Santander ha suscrito un contrato de arrendamiento con los compradores para seguir en el edificio por un período mínimo de tres años.

Fuentes del sector, sin embargo, señalan que el Banco de Santander ha alquilado 12.500 metros cuadrados a la Mutua Madrileña Automovilista en el, edificio que la aseguradora del automóvil ha empezado a construir también en la zona madrileña de Azca. Esta contingencia, que no ha podido ser confirmada en el Banco de Santander, puede suponer un peligro para la rentabilidad que los compradores de BTK Holding proyectaban obtener del alquiler del edificio.

A pesar del frío recibimiento que el mercado ha dispensado a la cifra de 4.000 millones pedida por Citibank por su sede madrileña ["veo una venta muy dificil a ese precio", ha señalado otra de las fuentes consultadas], la institución bancaria norteamericana sigue firme en su idea. Su filosofía reside en que quiere recibir un precio muy alto por el inmueble, pero que también está dispuesta a pagar un precio de alquiler muy alto. El razonamiento, sin embargo, no parece ser decisivo para los inversores inmobiliarios, que efectúan sus estimaciones de rentabilidad en base al precio de alquiler de mercado.

Pocos edificios de valor

La operación Citibank, en todo caso, es una de las pocas que actualmente restan en un Madrid donde escasean los edificios singulares de valor y donde, por otro lado, nuevos grupos inversores extranjeros, como fondos de inversión y de pensiones, desean invertir para diversificar su cartera. Ahora mismo, hay dos operaciones pendientes de cerrarse. Está la venta de la sede de Seat, en el paseo de la Castellana, de Madrid, por la que compiten, bien para encontrar comprador o para gerenciar como gestores inmobiliarios, Invercame-Asfín y Merrill Lynch-Richard Ellis. La compra de la sede de Seat se ha complicado en los últimos días, ya que sería necesaria una remodelación del edificio para que se pueda adaptar a un comprador que no puede ser otro fabricante de automóviles. También se anuncia la entrada en el mercado de la sede central de Dragados y Construcciones, SA, en la madrileña Alameda de Osuna. El consejo de la constructora, no obstante, parece no haber tomado una decisión concreta al respecto, limitándose por el momento a escuchar propuestas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de mayo de 1987

Más información

  • El precio de 500.000 pesetas por metro cuadrado parece excesivo, a juicio de los 'brokers' inmobiliarios