Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cada semana se suicidan dos adolescentes en Suecia, y la tendencia es a aumentar

Dos adolescentes se suicidan cada semana en Suecia, según los resultados de una investigación realizada por la Organización de Protección a la Infancia, Radda Barnen, y la tendencia es a aumentar. Entre los factores causantes de intentos de suicidio se encuentran separaciones dolorosas no superadas, alcoholismo por parte de la madre, carencias afectivas y el haber sido objeto de abusos sexuales. Según una encuesta del Instituto Sueco de la Opinión Pública, la tercera parte de los niños o jóvenes que han sufrido experiencias sexuales traumáticas intenta suicidarse.

La investigación la Organización de Protección a la Infancia, mostró también que el mayor número de intentos de quitarse la vida corresponde a las jóvenes, mientras que la cifra más alta de suicidios consumados se registra en los varones. Por otra parte, es también diferente la elección de la forma de quitarse la vida según el sexo. Los varones tienen tendencia a utilizar métodos violentos, mientras que las jóvenes optan frecuentemente por la sobredosis de somníferos.Karin Edenhammar, psicóloga de la Organización de Protección a la Infancia, es crítica del sistema de salud sueco por carecer de personal capacitado para atender adecuadamente a aquellos jóvenes que han intentado suicidarse. Las estadísticas indican que solamente uno de cada cuatro suicidas frustrados recibe, con posterioridad a su intento, una atención médica especializada.

Cambio de actitud

Entre las medidas concretas que se adoptarán figura la publicación de un libro-guía para adultos sobre el problema del suicidio en niños y jóvenes. Se estima que un cambio de actitud por parte de aquéllos en el sentido de una mayor apertura para, tratar con los jóvenes el tema de la vida y la muerte puede ser positivo.En general, la decisión de quitarse la vida no es un hécho súbito, sino que está precedido de una etapa de crisis. Los expertos aseguran que un diálogo adecuado en esa etapa contribuiría a salvar muchas vidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de mayo de 1987

Más información

  • Traumas afectivos y sexuales, principal causa