Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

11 incidentes en seis meses en las instalaciones radiactivas madrileñas

El informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) correspondiente al segundo semestre de 1986 revela que durante este período se han producido en Madrid 11 incidentes y tres casos de posibles sobredosis en instalaciones radiactivas. La Asociación Ecologista de Defensa de la Naturaleza (Aedenat) considera este número como elevado; el CSN resta importancia a estos datos, y señala que en ningún caso se ha puesto en peligro la salud de los afectados. Aedenat critica además el retraso de la regulación de los rayos X para usos médicos.

Cerca de 15.000 trabajadores están expuestos en Madrid a los efectos de las radiaciones, según cálculos de la asociación ecologista. Aedenat destaca los tres casos de trabajadores posiblemente expuestos a dosis superiores a 50 miliservets al año, máximo estipulado en el reglamento contra radiaciones ionizantes. Los posibles casos corresponden a una instalación radiactiva de la empresa Medyrad, al hospital infantil de San Rafael y al ambulatorio de Villaverde.Un portavoz del CSN señaló que dos de estos casos están descartados debido al mal uso del dosímetro (una chapa con película fotográfica que se lleva en el uniforme de trabajo), y que el tercero está en estudio. "En cualquier caso", señaló el citado portavoz, "las dosis registradas están muy cerca del límite y no revisten peligro alguno para los trabajadores de las instalaciones".

Según el citado informe, el CSN ha tenido que intervenir en 11 ocasiones por otros tantos incidentes ocurridos en instalaciones radiactivas durante el segundo trimestre de 1986. En Madrid existen unos 275 dispositivos radiactivos, de los cerca de 870 existentes en toda España (excluidos los del ciclo de combustible nuclear).

La pérdida de un trozo de alambre de iridio-192 en el hospital Primero de Octubre y el hallazgo de un bulto radiactivo abandonado en la localidad madrileña de Zarzalejo se encuentran entre los incidentes más destacados.

Otras dos inspecciones han afectado al Centro de Clasificación Postal en relación con la importación de material radiactivo, y una más en el aeropuerto de Barajas por rotura de bulto.

El CSN resta importancia a estos incidentes y señala que gran parte de las irregularidades en las instalaciones radiactivas son detectadas en inspecciones rutinarias.

Por lo que respecta a las fuentes de radio-226, material utilizado principalmente para usos médicos, Aedenat señala que el CSN está encontrando "importantes dificultades para su localización". Según la asociación ecologista, de 50 casos estudiados en los últimos años en Madrid se han descubierto 16 contaminaciones, ocho casos de extravío de material radiactivo,y cinco en los que el inventario original permanece sin aclarar.

Regulación de los rayos X

Aedenat critica el retraso en la publicación de un real decreto sobre la regulación de aparatos de rayos X con fines médicos. La asociación ecologista señala que no existe un censo de estos dispositivos y recalca las dificultades para su control e inspección.Por último, los ecologistas piden también que la Comunidad de Madrid se interese en la firma de un plan de encomienda con el CSN que le permita asumir competencias de inspección de instalaciones radiactivas. Planes similares funcionan en Cataluña, Valencia y Baleares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de mayo de 1987

Más información

  • El CSN asegura que no se ha puesto en peligro la salud de los afectados