Aparece un Stradivarius robado hace 50 años

Un valioso violín Stradivarius, que fue robado en 1936, ha aparecido ahora en Washington. Durante más de 50 años, esta joya ha estado en manos de, un violinista callejero, mujeriego y jugador, que amenizaba con su música en restaurantes y fiestas y que nunca cuidó con especial atención su violín, al que solía dejar sobre el piano mientras descansaba. Julian Altman, que así se llamaba el violinista, murió en agosto de 1985 en un hospital de Torrington (Conneticut), y ahora, a través de su viuda, se han conocido los avatares de este valioso instrumento.Poco antes de morir, Altman llamó a su esposa, Marcelle Hall, para confesarle la importancia del violín. Según Hall, su marido le dijo que había comprado el instrumento en 1936 por cien dólares (12.500 pesetas), aparentemente al mismo hombre que lo robó. "Quizá fue la única vez en su vida que dijo la verdad", ha declarado esta semana Marcelle Hall "Su encargo fue que devolviera este precioso instrumento al mundo". Esta misma semana, la empresa que había asegurado el violín, Lloyd de Londres, se llevó a Inglaterra el Stradivarius, previo pago de una indemnización, cuyo monto no ha sido revelado, a la viuda de Altman. Para esta firma ha sido un feliz hallazgo, ya que tuvo que pagar al dueño del violín, Bronislaw Huberman, 30.000 dólares (3.750.000 pesetas) por la pérdida del instrumento en 1936. El Stradivarius, que ahora es de propiedad de Lloyd, se ha asegurado en 800.000 dólares. (100 millones de pesetas). Instrumentos similares se venden hoy en 125 millones de pesetas.

Bronislaw Huberman, un maestro de violín internacionalmente conocido, compró este Stradivarius a principios de siglo. En 1919 se lo robaron por primera vez en Viena, aunque apareció a los pocos días. Finalmente, se lo volvieron a robar en 1936, en el Camegie Hall.

Uno de los mejores

Charles Beare, el experto de Lloyd, proyecta llevar el Stradivarius recuperado al Festival de Cremona (véase EL PAÍS del lunes pasado sobre este acontecimiento), donde se celebrará el 250º aniversario de la muerte del renombrado lutier Antonio Stradivarius. Marianne Wurlitzer, experta neoyorquina de instrumentos antiguos y manuscritos, ha dicho que éste "es uno de los mejores Stradivarius". Estos instrumentos son conocidos por el nombre de sus antiguos propietarios, y éste, según los expertos, es un Gibson, ya que fue de George Alfred Gibson, un profesor de violín de la Real Academia que murió en 1924.Marcelle Hall ha contado ahora que cuando dejó a su esposo en el hospital regresé a casa y halló dentro de la cubierta de lona de la caja del violín recortes de periódicos sobre el Stradivarius. Según Hall, Altman había sido primer violinista de la Orquesta Sinfónica Nacional de Washington. Dos días después de la boda con él, en marzo de 1985, éste fue procesado por un tribunal de Conneticut por abusos sexuales contra una de sus nietas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 15 de mayo de 1987.