El Gobierno insta al director de la Guardia Civil a que explique en el Congreso los sucesos de Reinosa

El Gobierno, a través del ministro de Relaciones con las Cortes, Virgilio Zapatero, comunicó en la tarde del martes al director general de la Guardia Civil, Luis Roldán, que tendría que comparecer en el Congreso a iniciativa propia, de forma inmediata, para explicar los sucesos de Reinosa. Esta orden partió cuando se tuvo conocimiento de que los grupos de la oposición denunciaron un presunto pacto entre AP y el PSOE para que Roldán no compareciera. Los aliancistas habían solicitado y después retirado la petición de comparecencia de Roldán. Fuentes de la mesa de la Comisión de Justicia manifestaron que no están dispuestos a aceptar "bajo ningún concepto" que se proyecte en comisión el vídeo con testimonios de ciudadanos de Reinosa sobre los sucesos del Jueves Santo. Roldán manifestó ayer que la iniciativa de acudir al Congreso correspondió a él, y así se lo comunicó al ministro del Interior.

Más información
Roldán: "Explicaré lo ocurrido desde que comenzaron los incidentes"
110 personas han comparecido ante el juez por los hechos de Semana Santa
Los forenses reiteran que Gonzalo Rúiz falleció por inflamación y destrucción de los pulmones

Tanto el Gobierno como AP han rechazado haber actuado en connivencia para impedir que viniera al Congreso el director general de la Guardia Civil. Alianza Popular explica que decidió retirar su petición una vez que la mesa de la Comisión de Justicia hubo rechazado la propuesta de que junto a Roldán compareciera el delegado del Gobierno en Cantabria, Antonio Pallarés. "Con la comparecencia de los dos pretendíamos conseguir un careo entre ambos que permitiera dilucidar qué organismo y qué autoridad había permitido la adopción de determinadas decisiones", dice AP a través de una nota oficial.La tesis habitual de los presidentes de las comisiones es la de rechazar las comparecencias de personalidades de rango inferior a secretario de Estado, dado que el máximo responsable, como es el ministro, puede comparecer si así se lo piden. El presidente de AP, Antonio Hernández Mancha, no sólo rechaza cualquier pacto con los socialistas, sino que pasó ayer a acusar al Gobierno de lo ocurrido en Reinosa. "Con nuestra actitud no queremos ir en contra de las fuerzas de orden público, porque ellas lo que hacen es cumplir fielmente las órdenes que reciben. Los responsables hay que buscarlos en el Gobierno", dijo Hernández Mancha.

El ministro de Relaciones con las Cortes, Virgilio Zapatero, quiso ayer dar respuesta a las interpretaciones extraídas de diferentes grupos parlamentarios sobre la incomparecencia de Luis Roldán. "Cuando me enteré, sobre las siete de la tarde de ayer (el martes), de la interpretación de los grupos de la oposición llamé al director general de la Guardia Civil para que compareciera cuanto antes", reveló Zapatero en el Congreso, al tiempo que repetía que el Gobierno no tuvo ninguna responsabilidad en la incomparecencia de Luis Roldán el día anterior.

"Nosotros recibimos una comunicación expresa de la Secretaría General de la Cámara anulando la comparecencia, y cualquier insinuación o interpretación de todo tipo es una deformación de los hechos". Zapatero quiso recordar que el ministro del Interior, José Barrionuevo, ha comparecido siempre que lo han demandado los grupos parlamentarios, "y así lo seguirá haciendo". En esa línea anunció que todos los ministros del Gabinete comparecerán siempre que lo soliciten los grupos parlamentarios, y que también están dispuestos a que lo haga el delegado del Gobierno en Cantabria, Antonio Pallarés, si así lo solicita algún grupo.

El titular de Relaciones con las Cortes señaló su convicción de que este tipo de conflictos "surgirán de aquí al 10 de junio", fecha de la triple confrontación electoral.

Zapatero relató su versión de los hechos, disconforme con la interpretación dada por los grupos de oposición y por los medios de comunicación. El escrito que recibió Zapatero de la Secretaría del Congreso el pasado día 8 decía: "Se comunica a ese ministerio que, por haberlo solicitado el grupo parlamentario proponente, Coalición Popular, no tendrá lugar la comparecencia ante la Comisión de Justicia e Interior del director general de la Guardia Civil, prevista para el martes 12 de mayo".

El ministro dijo desconocer por qué los grupos de la oposición no conocían esta comunicación y por qué continuaba en el orden del día la comparecencia de Roldán". "Si ha habido algún fallo de los servicios de la Cámara, yo no lo sé", dijo Zapatero. La oposición recordó ayer que sólo la mesa de la comisión tiene capacidad para anular esa convocatoria.

El presidente del Congreso, Félix Pons, dijo a este periódico que quizá ha habido "un exceso de celo" por parte de un funcionario, dado que en un "ciento por ciento de los casos", cuando un grupo anula una petición, la mesa la asume. "El letrado de la comisión, muy capacitado y muy serio, adopta la diligencia elemental oficiosa de mandar el escrito al Gobierno para que, ante la modificación, la personalidad desconvocada pueda ajustar sus actividades".

El presidente niega que haya existido "fallo institucional". Lo cierto es que, si no hubiera existido la presentación del vídeo de Izquierda Unida, nada hubiera ocurrido, según reconocen medios de la oposición.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS