Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expropiada por segunda vez una finca de la familia Falcó

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, ha expropiado por segunda vez en menos de un año la finca Valero, propiedad de Rocío Falcó y Fernández de Córdoba, condesa de Berandevilla y hermana de Carlos Falcó, marqués de Griñón.

La Audiencia Territorial de Cáceres declaró nula la primera expropiación, realizada el 31 de mayo del pasado año, por entender que había habido indefensión de la propiedad. El Tribunal Supremo ratificó posteriormente esta sentencia y obligó a la Junta de Extremadura a retrotraer el expediente hasta el trámite de audiencia.En sus últimas alegaciones, Rocío Falcó pretendía que el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Extremadura actuase como árbitro sobre el plan de mejoras impuesto en la finca. Para el Gobierno regional, la propiedad ha incumplido este plan al tener en la explotación un trabajador menos de lo previsto. Las alegaciones han sido desestimadas.

La finca Valero, de 3.370 hectáreas, está situada en el término municipal de Torrejón El Rubio (Cáceres), y una parte de la misma está incluida al parque nacional de Monfragüe. La explotación tiene todas las características de la dehesa pobre extremeña, y su mayor aprovechamiento se obtiene a través de la caza. Según algunas fuentes, anualmente se celebran en Valero alrededor de ocho monterías. Un puesto puede llegar a valer hasta 150.000 pesetas, y en las monterías de esta finca es habitual la presencia de conocidos personajes de la jet-set y de la aristocracia.

El consejero de Agricultura de la Junta de Extremadura, Francisco Amarillo, que consideraría "milagroso" que la propiedad no recurriese ante la Audiencia Territorial de Cáceres, ha rechazado cualquier motivación electoralista en esta decisión del Gobierno regional.

La Junta de Extremadura decidió el pasado año, entre finales de mayo y principios de junio, la expropiación de uso de tres fincas por mala explotación mediante la ley de Fincas Manifiestamente Mejorables. Aparte de la ya citada Valero, los decretos de expropiación afectaron a Las Aguijuelas y El Verdugal. El objetivo del, Gobierno autónomo es arrendarlas durante los 12 años que concede la ley a cooperativas de agricultores y ganaderos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de mayo de 1987