Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plaza de Oriente, convertida en un gran estacionamiento de autocares

La plaza de Oriente, entre el palacio y el teatro Real, se convierte a diario en la mayor estación de autocares del centro de Madrid, al estacionar temporalmente junto a sus aceras o en doble fila una cifra que ronda los 200 vehículos diarios. Turistas que van a palacio, viajeros con destino a Segovia, Ávila, Toledo, Francia u Holanda, e incluso algún autocar pirata, hacen del recinto un gigantesco e incontrolable aparcamiento. Los problemas de tráfico y la pérdida visual del conjunto artístico no han motivado hasta ahora más que un estudio municipal sobre zonas complementarias donde estacionar.

Los días claves la plaza de Oriente pierde su carácter de zona monumental para verse invadida de varias decenas de vehículos con los consiguientes atascos de tráfico. "Hay días en que los problemas de tráfico en la plaza congestionan la calle del Arenal y llegan hasta Sol" dice uno de los vecinos consultados.Por lo general, los problemas más graves de tráfico se producen los fines de semana los días inmediatamente anteriores a los puentes y a las vacaciones de Semana Santa y verano. Frente a estas situaciones excepcionales, en un día nor mal la plaza se usa como apar camiento temporal de todos aquellos autocares repletos de personas que acuden a conocer el palacio Real, edificio que tiene de media unos 2.000 visitantes, la mayor parte integrantes de grupos organizados.

El espacio reservado por la Concejalía de Circulación,y Transportes del Ayuntamiento de Madrid con este motivo es, sin embargo, insuficiente, pues se limita a una acera de la plaza en la que sólo pueden aparcar autocares entre las diez de la mañana y las seis de la tard por un tiempo máximo de dos horas.

Invasión de la zona

La capacidad de esta acera es de siete vehículos, por lo que los restantes vehículos que acuiden a la zona se ven obligados a aparcar junto al resto de las aceras de la plaza, así como de las calles de Requena, Vergara y plaza de Ramales.Pero no son sólo los autocares que acuden al palacio los que utilizan la plaza como estacionamiento. Dos agencias de viajes, Pullmantur y Viajes Barceló, la primera con sede en la misma plaza y la segunda situada en la calle de la Encarnación, usan el recinto como punto de salida para sus autocares.

El número de vehículos que mueven normalmente estas empresas se incrementa sensiblemente en determinadas épocas como puentes, vacaciones estivales o Semana Santa. En las fechas claves pueden llegar a salir de la plaza de Oriente unos 65 autocares con destinos tan dispares como Toledo, la Costa Brava, Andalucía y Holanda.

Normalmente estos autocares permanecen en la plaza una media de una hora, tiempo necesario para que los viajeros suban o bajen del vehículo y se coloque o retire el equipaje. En los días de mayor afluencia, parejas de la Policía Municipal y Nacional patrullan la zona con objeto de evitar la actuación de ladrones de maletas o carteras.

Este movimiento de autocares, según los empleados de las agencias de viaje citadas, no afecta al tráfico de la zona, al tener programadas las salidas a primeras horas de la mañana y de la tarde. No ocurre lo mismo, de acuerdo con la versión general, con los autocares que acuden a Palacio, para los que habría que crear más zonas de aparcamiento reservado. Por ejemplo, se apunta la necesidad de reservar alguna calle cercana, como la de Requena, para uso exclusivo de autocares.

Igualmente, todos están de acuerdo en que la plaza de Oriente es el mejor sitio posible para esta actividad, por su proximidad al centro, sus buenas comunicaciones y su fácil localización por parte de personas que no conocen Madrid. Estas ventajas son las que han motivado que también acudan a la plaza autocares de líneas extranjeras, autobúlses que traen a soldados en determinados puentes, vehículos con clientes de hoteles cercanos y coches que encuentran en la plaza el mejor aparcamiento nocturno posible. Ello ha obligado en alguna ocasión en que se ha celebrado una recepcióri oficial en el palacio a organizar la búsqueda del conductor de un de terminado autocar para proceder a su retirada.

Soluciones

Ante esta situación, la Concejalía de Circulación y Transportes del Ayuntamiento de Madrid estudia desde hace tiempo la creación de zonas complementarias, no alternativas, para el estacionamiento de autocares en la zona, cuya reinodelación urbanística no se ha planteado la Gerencia Municipal de Urbanismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de mayo de 1987

Más información

  • Cerca de 200 autocares aparcan diariamente en la zona