Suecia adopta la muerte cerebral para determinar el fin legal de la vida

El Parlamento sueco aprobó por holgada mayoría, aunque tras, largo debate, el concepto de muerte cerebral para determinar la extinción de la vida de una persona. La ley empezará a regir a partir del primero de enero del año próximo. Hasta ahora, el concepto de muerte estaba definido por la paralización del corazón y las funciones respiratorias, pero muchos expertos consideraban que, a la luz de las nuevas técnicas, este concepto resultaba anacrónico. La nueva legislación permitirá llevar a cabo trasplantes de órganos de donantes fallecidos en el país, lo que hasta ahora estaba prohibido.Según la propuesta aprobada, los métodos de diagnóstico permiten distinguir claramente entre infarto cerebral total e irreversible y aquellos casos en que las lesiones del cerebro pueden causar un estado permanente de inconsciencia. La asamblea nacional de médicos había dado su aprobación al proyecto. La ley establece además muy claramente la potestad de los parientes para permitir la utilización de órganos de un familiar fallecido. La votación fue de 216 votos a favor y 96 en contra, y la oposición provino de los sectores conservador y de centro. Con la aprobación de esta ley, Suecia se coloca en las mismas condiciones que la mayoría de los países de E ropa, entre ellos España.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS