Continúa el rastreo en busca del niño desaparecido en Zaragoza

El niño David Badía Burillo, de cuatro años, desaparecido el pasado jueves mientras jugaba en las cercanías de su casa, en el barrio rural zaragozano de Casetas, continuaba ayer sin aparecer. Pese a los intensos esfuerzos en la búsqueda por parte de la Policía Municipal, Guardia Civil, la Cruz Roja y voluntarios del barrio, no hay rastro sobre el paradero del pequeño y, según manifestó el delegado del Gobierno en Aragón, Ángel Luis Serrano, las supuestas manifestaciones de una niña que jugaba con David sobre un posible secuestro son meras hipótesis, sin que exista una pista concreta.Los efectivos que participan en la búsqueda han rastreado el barrio, situado a pocos kilómetros de la ciudad, sus alrededores y otros pueblos y barrios próximos. Una avioneta fotografió la zona en un área de cinco kilómetros y se ha contado con varios perros especializados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de abril de 1987.

Lo más visto en...

Top 50