Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil se incauta en Vizcaya de armas y explosivos de ETA

La Guardia Civil anunció ayer la incautación de cuatro armas y abundante material explosivo que se encontraban en poder del comando Aitzgorri, de ETA Militar, cinco de cuyos presuntos integrantes fueron detenidos en la madrugada del pasado jueves en Baracaldo y Bilbao. El comando es responsable, según una nota oficial difundida ayer por el Gobierno Civil de Vizcaya, de una veintena de atentados, perpetrados entre 1983 y 1986.Las armas fueron localizadas por la Guardia Civil, según la nota oficial, en tres escondites situados en el monte Umbe y en las localidades vizcainas de Uraga y Linaza. Se trata de dos subfusiles MAT con cuatro cargadores, dos pistolas Browning con dos cargadores, 750 cartuchos marca SF del calibre 9 milímetros Parabellum, tres granadas fabricadas por ETA, 14 kilos de explosivo amonal, tres temporizadores eléctricos, dos temporizadores mecánicos y otros elementos para la preparación de artefactos explosivos. La nota cita entre los objetos incautados dos automóviles.El comando Aitzgorri, de acuerdo con la versión oficial, tenía en proyecto un atentado contra una patrulla de la Guardia Civil en la zona de Balmaseda, para el cual contaba ya con un mando capaz de accionar a distancia el explosivo, y la colocación de una bomba en una pared del Ayuntamiento de Baracaldo, que se encuentra colindante con la comisaría de policía de esta localidad.

Entre las acciones terroristas imputadas a este grupo de ETA Militarfiguran lanzamientos de botellas incendiarias contra concesionarios de las firmas automovilísticas Renault y Peugeot, colocación de explosivos en este tipo de establecimientos y en trenes que transportaban vehículos de marca francesa, ametrallamiento de dos camiones de matrícula francesa y colocación de bombas en un bar de Basauri, en la vivienda de un agente del Cuerpo Nacional de Policía de Baracaldo, en la vía férrea entre Berango y Algorta, en una sucursal del Banco de Vizcaya de San Salvador del Valle y en una cantera cuya explotación ha suscitado protestas populares en la zona de Baracaldo.

Entre los detenidos, que han sido trasladados a la Dirección de Seguridad del Estado, en Madríd, se encuentran Fernando Etxegarai y Jone Aldamiz, jefes de los negociados de Patrimonio y Euskera del Ayuntamíento de Baracaldo, respectivamente.

[Por otra parte, un artefacto explosivo de escasa potencia y manufactura casera explosionó ayer junto a un concesionario de Renault sito en las afueras de Tarragona, sin que causase ningún daño, informa Efe].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1987