Una presidencia colegiada sustituirá a Hernández Mancha al frente de AP de Andalucía

Una presidencia colegiada, compuesta por cinco vicepresidentes y el secretario regional, sustituirá a Antonio Hernández Mancha en la dirección de Alianza Popular (AP) de Andalucía, según decidió ayer la junta regional del partido, reunida en Algeciras (Cádiz). La decisión, muestra, por un lado, la falta de un líder fuerte capaz de suceder en la región al nuevo presidente nacional de AP, y por otro, el deseo de la nueva presidencia aliancista de huir de lo que dirigentes andaluces consideran el error Herrero en alusión al líder transitorio de AP tras la dimisión de Manuel Fraga, Miguel Herrero, que se quemó en el período previo al congreso.Frente a la candidatura de José Ramón del Río, hombre fuerte del partido en Cádiz y candidato preferido del propio Hernández Mancha, éste y sus colaboradores más próximos han optado finalmente por la opción colectiva para evitar la oposición de las provincias andaluzas orientales en general, y en particular del presidente de Granada, Gabriel Díaz Berbel, que, con sus posibilidades de alcanzar la alcaldía de la capital granadina, aspira a ser el presidente regional después de las elecciones locales de junio.

Para terminar de repartir el poder entre las provincias, a los dos citados se unió el nombre de Ricardo Mena, presidente de Sevilla y también vicepresidente regional, y se nombraron dos nuevos vicepresidentes andaluces: Francisco Ortiz de la Torre, por Málaga, y Emiliano Sanz Escalera, por Huelva. Los cinco, junto al secretario regional, Gabino Puche, de Jaén, constituirán la presidencia colegiada hasta que en otoño se celebre un congreso regional. José Ramón del Río, vicepresidente del Parlamento andaluz, será de todas formas el portavoz.

En la conferencia de prensa donde anunció estos acuerdos, Hernández Mancha ratificó la decisión de AP de concurrir en solitario a las próximas elecciones municipales, aunque admitiendo posibles pactos puntuales con antiguos aliados, como el Partido Liberal. Sevilla es una de las ciudades donde cabe el pacto, y, en este sentido, el presidente de AP reconoció que existen contactos con la ex ministra Soledad Becerril, aunque advirtió que su colocación en el número uno de la lista o más atrás debe decidirla el partido.

También, recién llegado de una visita a Ceuta, calificó de modélica la convivencia en esta ciudad de las comunidades cristiana y musulmana, y afirmó que el rey de Marruecos pretende, en su viaje del próximo otoño a la zona marroquí aledaña a Melilla, consolidar su soberanía en el Rif, donde "no lo tiene muy claro, y eso es algo que nuestra política exterior ha ignorado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 13 de marzo de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50