Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El retorno a Sveavagen

"La policía no tiene ninguna pista firma sobre los autores del asesinato de Olof Palme, ninguna idea ha dado hasta ahora resultado y nosotros tenemos por delante un paciente trabajo". Estas afirmaciones las formuló esta semana el comisario Inge Reneborg, uno de los responsables de la investigación tras la reestructuración realizada por el Gobierno sueco.La llamada pista principal sostenida por el comisario Holmer, que señalaba a miembros del Partido de los Trabajadores Kurdos como sospechosos del asesinato prácticamente ha sido abandonada, aunque los kurdos siguen en el punto de mira del comisario, que continúa siendo jefe de la policía de la provincia de Estocolmo y mantiene una posición destacada en el equipo investigador.

MÁS INFORMACIÓN

Habrá que esperar

El retorno a Sveavagen, el lugar donde fue tiroteado Olof Palme, ha sido la expresión usada para indicar que a un año del asesinato no ha se ha hecho ningún progreso en la investigación.

Si el autor material de los disparos pudo huir del lugar sin mayores problemas, y probablemente del país, ya que ningún acceso de salida estuvo bloqueado y extrañamente nada funcionó esa noche como habitualmente en materia de seguridad y prevención, pocas esperanzas hay de que el retorno al punto de partida pueda aportar alguna luz.

La impresión generalizada, tanto en Suecia como en los demás países nórdicos, es que difícilmente el crimen podrá ser aclarado. Los mas optimistas sostienen que habrá que esperar quizás unos cuantos años a que algún arrepentido se decida a escribir sus memorias o que el peso de la conciencia estimule la confesión de algún eventual cómplice, para poder saber quién y por qué mató al primer ministro Olof Palme.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 1987