Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se clava un cuchillo en el corazón mientras pela patatas

Julián Cano, de 18 años, resultó gravemente herido al clavarse, según parece accidentalmente, un cuchillo en el pecho mientras pelaba patatas en un bar. La cuchillada, que le alcanzó el ventrículo derecho, se produjo sobre las 18.30 del sábado en el local situado en la avenida de la Ciudad de Barcelona, 77.

Según declaró uno de los compañeros del herido, "Julián estaba sólo en el cuarto que hay junto a la cocina, mientras yo preparaba unos canapés. Salí un momento al comedor a coger un cubierto y al volver a la cocina lo vi con las manos sobre el pecho y diciendo que se había pinchado".

En principio este compañero pensó que el joven se había herido en la mano, pero al retirarle la mano del pecho comprobó que una gran mancha de sangre le calaba la camisa, por lo que empezó a dar gritos de auxilio.

Inmediatamente los empleados del bar sacaron a la calle a Julián, que se había desmayado, y llamaron a un taxi, pero fue en un coche patrulla de la Policía Municipal que pasaba por la zona en el que se trasladó al herido al hospital Provincial.

Según informaron ayer en este centro hospitalario, Julián tuvo que ser operado, al haber sido alcanzado el ventrículo derecho; ayer, aún inconsciente, se encontraba en el servicio de reanimación. Su estado fue calificado de estacionarlo dentro de la gravedad.

El cuchillo, de unos 15 centímetros de hoja y acabado en punta, fue encontrado en el suelo junto al cubo de basura, según informó la policía. Ayer los empleados del bar estaban consternados por el accidente. "Llevaba sólo unos días trabajando y era su primer empleo. Según sus padres, estaba muy contento. No nos explicamos cómo se pudo herir", dicen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de febrero de 1987