Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS DE LOS REHENES

Gorbachov, contra la intervención militar de EE UU en el Mediterráneo

El líder soviético, Mijaíl Gorbachov, advirtió ayer a Estados Unidos contra una intervención militar en el Mediterráneo oriental, durante el brindis que pronunció en un almuerzo celebrado en el Kremlin en honor del secretario general del Partido Socialista de Yemen del Sur, Ali Salem al Bayd.

"El recurso a las acciones armadas para tratar de imponer un orden imperialista en países extranjeros se ha convertido en una especie de norma" en Oriente Próximo, dijo Gorbachov.

"Recordamos la indignante agresión contra Libia y el grosero chantaje contra Siria", añadió, en una clara alusión a los ataques norteamericanos contra Trípoli y Bengasi del 15 de marzo de 1986.

"Por estas fechas, los norteamericanos están concentrando sus fuerzas navales en el Mediterráneo oriental y en el golfo Pérsico, y han proferido abiertamente la amenaza de utilizarlas para castigar a un pueblo y un Estado por las actividades irreflexivas y criminales de un puñado de extremistas", prosiguió Gorbachov.

El número uno soviético estimó a continuación: "El terrorismo es efectivamente un mal terrible, una calamidad de nuestra época. Pero intentar extirparlo mediante el recurso al terrorismo de Estado implica perpetuar un crimen todavía mayor, porque sus víctimas son un número de seres humanos todavía más elevado, la soberanía de los Estados y el derecho internacional, por no hablar de la moral y la justicia". El resultado de todo esto es "un círculo vicioso de violencia y sangre".

Gorbachov reiteró acto seguido su propuesta de que se cree una comisión, en el marco del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para la preparación de una conferencia internacional sobre Oriente Próximo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de febrero de 1987