Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de Valencia investiga la muerte de un guardia civil ocurrida en 1976

La justicia civil investigará, por vez primera desde que ocurrió el hecho, el 17 de julio de 1976, las extrañas circunstancias en que murió Jesús Pérez Alcaraz, un joven guardia civil que, recién salido de la academia de Valdemorillo, se suicidó o sufrió un accidente, según las distintas versiones oficiales, en el puesto de Torrebaja (Valencia), su primer destino. Su padre, José Pérez Salvador, ex guardia civil de 69 años, se ha pasado los 10 últimos años batallando contra estamentos militares y judiciales para esclarecer esta muerte, que cree causada por una tercera persona, a quien han querido proteger tapándolo todo".Su sospecha se basa en testimonios privados de guardias destinados en Teruel que conocieron a su hijo y a los mandos de éste. Según esas confidencias, el disparo que mató a Jesús Pérez pudo provenir de un arma larga, mientras era revisada por un superior encargado de hacerlo.

El guardia retirado cree que el procedimiento abierto para esclarecer el hecho está plagado de contradicciones y que "no hubo interés" en llegar al fondo del asunto. Así, en el primer informe que recibió, el 11 de septiembre de 1976, Salvador Esteban Marcos, auditor de la III Región Militar, narra el hechó "limitándose a decir que el guardia se encontraba en el dormitorio de solteros de la casa cuartel y, desenfundando su pistola reglamentaria, se disparó un tiro en el pecho que le produjo la muerte". El auditor estima que no existe infracción criminal y una semana después el asunto fue archivado.

Dos veces -en agosto de 1978 y marzo de 1979- fue reabierto el procedimiento, a instancias de José Pérez, y cerrado de nuevo sin que se atendiera su petición de que se practicara la autopsia y se buscara la bala. Su insistencia sirvió al menos para que cambiara la versión oficial en ambas ocasiones y se descartara el suicidio, gracias a los informes sobre la jovial personalidad del fallecido.

Segundo informe

El segundo informe es más completo. Afirma que Jesús Pérez fue hallado a las 20.30 horas del 17 de julio de 1976 acostado en el dormitorio de solteros del puesto de Torrebaja, con un disparo en el pecho. Según el único guardia presente en la casa cuando sonó el disparo -los otros estaban de compras, según declararon, en el lecho, a la izquierda del joven, encontró una pistola Star que aún contenía la vaina del proyectil disparado. José Pérez cree que estos testimonios no son válidos, ya que proceden de personas sospechosas si el tiro proviniera de un tercero, y se pregunta cómo pudo su hijo disparar con su mano derecha y que la pistola apareciera a la izquierda.El médico que atendió al herido, el jordano Ibrahim Ahmed Abdallah, declara en este informe que oyó el tiro cuando estaba a la puerta de su casa, vecina al puesto de la Guardia Civil, y que nadie había entrado ni salido del cuartel. Ahmed Abdallah, tras reconocer el cuerpo, consideró innecesaria la autopsia. El tercer informe oficial reconoce que el cuerpo no fue encontrado en el inexistente dormitorio de solteros, sino en el cuarto de puertas, servicio que el guardia prestaba aquel día.

Cerrada definitivamente la causa militar, José Pérez abrió entonces la vía civil. Desde 1980 hasta 1985 presentó varios escritos en el juzgado de Llíria (Valencia) para que el hecho se investigara y se ha querellado contra el médico por un delito de omisión del deber de socorro. En vano. Las diligencias fueron archivadas varias veces. La última, el 25 de agosto pasado.

Tanta insistencia se ha visto recompensada y por partida doble. De un lado, la Audiencia de Valencia estimó el 30 de diciembre último el recurso presentado contra el archivo de las diligencias y ordenó que le fuera remitido el procedimiento militar íntegro y, si no fuera suficientemente aclaratorio, que se abra una investigación.

Según el auto, no está justificado que el médico cometiera delito alguno, pero "tampoco se ha completado con la plenitud y minuciosidad que el caso requiere la investigación acerca del modo y circunstancias en que falleció Jesús Pérez Alcaraz". Por otro lado, José Pérez podrá contar su caso al Defensor del Pueblo, que, ya al corriente del asunto, le ha citado para una entrevista esta próxima semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de enero de 1987