Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gómez-Navarro anuncia una política continuista al frente del Consejo Superior de Deportes

Javier Gómez-Navarro fue nombrado ayer Secretario de Estado para el Deporte, en sustitución de Romà Cuyàs. En su primer encuentro con la Prensa, el nuevo secretario de Estado anuncio su deseo de desarrollar un política continuista y señaló que la perspectiva de los JJ OO de 1992 permitirá que el deporte disponga en España de muchos más medios. Javier Solana, ministro de Cultura, negó que el descarte de Julio Feo para este puesto hubiera respondido a presiones de las fuerzas políticas catalanas y aseguró que éstas habían conocido a posteriori el nombramiento de Gómez Navarro.

El nuevo secretario de Estado, madrileño, de 42 años, empresario, soltero, ingeniero industrial, director de la agencia Marsans hasta ayer mismo, se definió como un empresario aficionado al deporte, practicante, del mismo -"aunque malo, sólo hay que verme para comprobarlo"- y admitió que sólo tiene un conocimiento directo del mundo del fútbol, al que está conectado a través de su pertenencia al Comité de Control del Plan de Saneamiento del Fútbol. Señaló que es amigo de su antecesor, Cuyàs, desde hace 10 años, que aprecia su tarea y que viene a desarrollar una política continuista. Mostró su optimismo respecto al futuro papel del deporte en la sociedad española: "En los años 60 el deporte estaba mal visto. Ahora parece como si estuviera de moda, y en cualquier caso la perspectiva de los JJ OO de Barcelona servirá para que el deporte disponga de más medios". Expresó su preocupación por extender el deporte de base.Javier Solana, ministro de Cultura, señaló que en el nombramiento se ha buscado un gestor, con experiencia en el mundo empresarial y en el mundo del ocio -al que Gómez-Navarro ha estado conectado a través del cargo de consejero editorial de la revista Viajar-, y en ningún caso un comisario político para vigilancia de la organización de Barcelona 92, como se le preguntó. Negó que Julio Feo haya sido descartado por resistencias desde Cataluña: "Julio Feo fue uno de los nombres que se barajaron, como otros. Pero este nombramiento no se ha pactado con las fuerzas políticas catalanas. Concretamente: ni Pujol ni Maragall ni Samaranch ni Ferrer Salat lo han conocido a priori". También respondió negativamente a la pregunta de si Julio Feo fue descartado porque hubiera pretendido la creación de un Ministerio del Deporte.

Cuyàs recibió elogios de Solana, tantos y tan encendidos que llegó a provocar que se le preguntara cuál era la causa por la que le destituía. Justificó así el relevo: "El cargo de Secretario de Estado para el Deporte es agotador, de los más agotadores y duros de la administración". Anunció que solicitará formalmente la inclusión del ya ex secretario en el COB 92. Minimizó el problema de que para el nombramiento de Gómez-Navarro se haya obviado el pasaje de la Ley del Deporte que exije que quien acceda a tal cargo lo haga desde un reconocido prestigio en el mundo del deporte: "Tenemos un ministro del Ejército que no ha hecho la mili", comentó al respecto.

Por su parte, Cuyàs rehuyó la pregunta de si hubiera deseado o no continuar en el puesto: "He cubierto un ciclo, siempre de acuerdo con el ministro, y ese ciclo se ha terminado".

Javier Solana aprovechó la ocasión para asegurar que la presencia de la Educación Física en las escuelas e institutos experimentará un gran avance y que en 1992 habrá profesor de educación física en todas las escuelas de EGB e institutos dependientes de la administración central. Anunció también la creación de más centros de alto rendimiento y de más centros del INEF.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de enero de 1987

Más información

  • Javier Solana propondrá a Romà Cuyàs como representante del Estado en el COB 92