Más de 100 muertos al incendiarse un lujoso hotel de Puerto Rico en la Nochevieja

Agencias

Un lujoso hotel de San Juan de Puerto Rico repleto de turistas que disfrutaban sus vacaciones de fin de año ardió en la tarde del miércoles causando al menos 100 muertos, según cifras extraoficiales proporcionadas por fuentes policiales, y un número similar de heridos. Hasta ayer, sin embargo,sólo habían sido rescatados 35 cadáveres. El incendio, uno de los más trágicos de la historia reciente, afectó al Dupont Plaza, un imponente edificio de 22 plantas emplazado sobre una playa de la capital del Estado asociado norteamericano de Puerto Rico. La mayor parte de las víctimas eran turistas norteamericanos y canadienses.

El fuego comenzó a las 17.30 horas del miércoles (23.30, hora peninsular española) en el sector de las calderas y cocinas, en el sótano del edificio, y se propagó rápidamente hacia la planta baja.Minutos antes de iniciarse el incendio habían concluido sin acuerdo negociaciones salariales entre los propietarios del hotel -una empresa californiana- y el sindicato que agrupa a unos 300 empleados. El sindicato había anunciado el inicio de una huelga a partir de la medianoche.

Los investigadores locales y un grupo especial de la policía federal norteamericana FBI no descartaban ayer que el fuego se hubiera originado en un sabotaje, pero los dirigentes del sindicato negaron terminantemente cualquier relación con la catástrofe. Algunos testigos dijeron que poco antes del inicio del fuego se escucharon tres detonaciones en el sector en que se originaron las llamas.

El cónsul general, español, Juan Los Arcos, declaró a Radio Nacional de España que el incendio fue provocado al parecer por cuatro bombas colocadas en puntos diferentes del hotel.

La policía dijo que unas dos horas antes del incendio recibió una llamada telefónica en la que un hombre, apellidado Santiago, denunciaba la colocación de una bomba en el establecimiento.

No se informó de que hubiera víctimas españolas. El alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, quien estaba de visita en la ciudad invitado por el Comité Olímpico de Puerto Rico, expresó su pesar por la tragedia.

Gran parte de las víctimas se produjo en el casino del hotel, situado en la planta baja, cuyas puertas fueron cerradas inicialmente como medida de seguridad por los responsables del lugar, según afirmó un empleado que consiguió huir ileso. "Estaba jugando black-jack cuando alquien dijo que había fuego", declaró más tarde el turista norteamericano; Kevin Condon, quien logró escapar del lugar tras romper el cristal de una ventana. "Nadie prestó atención, pero cuando se abrió una puerta, entró una bola de fuego y se desató el pánico", agregó. Según los testigos, había unas 70 personas en el casino, entre jugadores y empleados, de los cuales menos de 10 lograron escapar con vida. Muchos huéspedes lograron subir a la azotea, y allí fueron rescatados por helicópteros, pero otros perecieron en alguna de las 450 habitaciones del hotel sin poder salir a causa del fuego y el humo.

El superintentente de la policía, Carlos López Feliciano, dijo que no había encontrado ningún sistema contra incendios en los pisos del uno al ocho, lo que hace presumir que el hotel, construido en 1963 por la cadena Sheraton, no contaba con métodos efectivos para hacer frente al fuego.

El gobernador de Puerto Rico, Rafaél Hernández Colón, decretó tres días de duelo nacional y aseguró que se investigarán todas las posibles causas del incendio, incluida una acción intencionada.

La mayor catástrofe originada por el fuego en hoteles se produjo en 1946 en el Winnecoff, en Atlanta, Estados Unidos, donde murieron 119 personas.

Otro incendio que destruyó en 1980 un hotel en Las Vegas (Estados Unidos) mató a 84 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de enero de 1987.

Lo más visto en...

Top 50