Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey insiste en Zimbabue en su enérgica denuncia del 'apartheid'

El rey Juan Carlos formuló ayer una enérgica y extensa condena del apartheid durante la cena oficial que le ofreció el presidente de la República de Zimbabue, Canaan Sodindo Banana, en presencia del primer ministro, Robert Gabriel Mugabe, a las pocas horas de haber iniciado los Reyes de España su primera visita oficial a este país. El Rey habló de la segregación racial para rechazar un sistema cuyos principios "repugnan a la conciencia y claman contra los más elementales sentimientos del ser humano". Don Juan Carlos dedicó casi una cuarta parte de su intervención al problema del apartheid.Don Juan Carlos y doña Sofía concluyeron en la mañana de ayer su visita oficial a la República Federal de Nigeria, y desde allí, tras ser despedidos por el presidente nigeriano, Ibrahim Babangida, volaron hasta Harare, la capital de Zimbabue, en el África austral, en la frontera con la República Surafricana.

Dos realidades

Los Reyes han podido contemplar en pocas horas dos realidades africanas bien distintas. Del profundo subdesarrollo, con todas las lacras del tercermundismo que asola Nigeria, han llegado a un país donde, con toda seguridad por la huella de muchos años de colonización y de asentamiento británico, se advierte un grado de desarrollo y de infraestructura de corte abiertamente occidental.Al cierre de esta edición no se conocía el texto de la intervención del presidente de Zimbabue. El Rey profundizó en el problema del apartheid al subrayar que "Zimbabue constituye el más vivo ejemplo, frente a aquellos que fundan sus instituciones políticas en la segregación, de que es posible la convivencia racial dentro de un esquema integrador".

El Rey aseguró luego que es necesaria la cooperación internacional para erradicar el segregacionismo, "que se inscribe en el catálogo de los anacronismos históricos" y añadió: "mi Gobierno promueve esta idea en todos los foros internacionales en que participa".

Don Juan Carlos se mostró también confiado en que la visita oficial de dos días de los Reyes a Zimbabue "impulse las cortas, pero fructíferas relaciones bilaterales", y expresó la voluntad del Gobierno español de estimular la cooperación entre ambas naciones.

Los Reyes visitarán hoy las cataratas Victoria, al tiempo que el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, y la delegación española se entrevistan con su colega Witness Pasichigare para tratar de cuestiones bilaterales e internacionales.

Mañana concluirá la visita de los Reyes a África. Don Juan Carlos y doña Sofía saldrán por la mañana con destino a Madrid, y a su llegada al aeropuerto de Barajas habrán recorrido algo más de 17.000 kilómetros para acercar la realidad española a la situación de dos países africanos ciertamente distintos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 1986