La mayoría de comercios de Cataluña abrió ayer sus puertas

La mayoría de los comerciantes catalanes abrió ayer al público las puertas de sus establecimientos. La excepción fue la ciudad de Barcelona, donde un alto porcentaje de comercios cerró durante toda la jornada.

El Día de la Constitución fue declarado festivo el pasado martes -al igual que el próximo 26 de diciembre, festividad de San Esteban-, por el Departamento de Trabajo de la Generalitat, a través de una nota dirigida a la Prensa por el titular del departamento, Oriol Badía. Tal procedimiento, la proximidad del pronunciamiento y la ambigüedad del comunicado, que dejaba entender que la jornada podría ser recuperable si las empresas llegaban a acuerdos con sus trabajadores a tal efecto, provocó la indignación tanto de las patronales como de los comerciantes y los sindicatos.La inclusión del Día de la Constitución en el calendario laboral catalán venía discutiéndose en el seno del Consejo de Trabajo de la Generalitat desde principios de año. Para entonces ya se había hecho oficial la festividad de dicha jornada por parte de la Administración central y la Generalitat ya había decretado sus 14 días festivos.

Durante todo el año se fueron celebrando las fiestas según el calendario laboral catalán, sin que existiera acuerdo ni pronuncíamiento sobre la festividad del día 6. Ante la proximidad de la fecha, Oriol Badía comunicó el pasado martes que el día 6 era festivo pero que el 26 de diciembre, que tradicionalmente se ha celebrado en Cataluña, también se mantenía.

La patronal protestó porque esa doble fiesta suponía un incumplimiento del Estatuto de los Trabajadores, al sobrepasar los 14 días festivos. Los sindicatos protestaron también al considerar que la nota establecía la fiesta del Día de la Constitución como recuperable, aspecto éste que también vulneraría el Estatuto de los Trabajadores. Todos los sectores implicados protestaron asimismo por el carácter no oficial del pronunciamiento del Departamento de Trabajo de la Generalitat y por no haber utilizado los cauces administrativos adecuados, como habría sido un decreto publicado en el Diario Oficial de la Generalitat (DOG).

Seguimiento de la jornada

Las organizaciones de comerciantes habían anunciado que abrirían las puertas de sus comercios, dado que tres días consecutivos de fiesta y más en diciembre, comportarían graves perjuicios a sus ventas. A pesar de todo ello, en Barcelona cerraron ayer los grandes almacenes y los mercados, así como la mitad de los comercios de alimentación y la mayoría de tiendas. Durante la tarde fueron cerrando la mayoría de las tiendas. Las cadenas de supermercados de las cercanías de Barcelona se atuvieron al horario normal.En la provincia de Gerona abrieron sus puertas el 90% de los comercios, según explicó el presidente de la Federación de Comercios de la ciudad a EFE. Asimismo se celebraron todos los mercados en los pueblos que habitualmente lo hacen en sábado. En Lérida, los cinco mercados municipales, así como la venta directa de los agricultores y los grandes supermercados, permanecieron abiertos durante la mañana. También en Tarragona la mayoría de los comercios abrió sus puertas al igual que otros sábados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción