Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en Jerez un empresario y el director de un banco por presunto tráfico de drogas

Jerez de la Frontera

El director de la sucursal en Jerez de la Frontera (Cádiz) de la Société Générale de Banque en Espagne, Claude Certex Becker; un empleado de ella, M. L. P., y un importante empresario de Ibiza, Ginés Zabaya Nogueras, de 42 años, han sido detenidos en Jerez, junto a cuatro personas más, acusados de pertenecer a una importante red de traficantes de hachís que operaba en diversos países' europeos, principalmente Italia, Francia y Suiza. El resto de los detenidos son Francisco Ignacio Rómero López, de 28 años; M. S. M. G., de 26; M. J. M., de 37, y R. S. P., una mujer de 36 años de edad.El director de la sucursal bancaria fue detenido en la madrugada del pasado día 26 bajo la acusación de "falsificación de documentos". El cambio de divisas, fruto de la venta de la droga en el extranjero, en moneda española era realizado en la citada sucursal de Jerez de la Société Générale y, según el comisario jefe de Policía, Sebastián García Raja, "incluso se llegaron a utilizar nombres falsos para hacer los cambios de divisas, habiéndose detectado numerosas operaciones financieras en Suiza".

Según fuentes policiales, los traficantes adquirían el hachís en Marruecos, desde donde lo llevaban a Jerez utilizando furgonetas frigoríficas que transportaban pescado y mariscos, en un doble fondo de las cuales ocultaban el hachís. No se ha especificado por qué medio era trasladada la droga desde Jerez a los diferentes países europeos en los que era distribuida.

El propio comisario, en una conferencia de prensa realizada ayer en Jerez, ha asegurado que esta misma operación ha sido efectuada "en innumerables ocasiones", lo que ha reportado grandes beneficios a los integrantes de la banda.

Funcionarios de la Brigada de Policía Judicial y del grupo de estupefacientes descubrieron casi 14 0 kilos de hachís cuando desguazaron, en la mañana del pasado día 27, dos furgonetas Citroën, confiscadas en la operación, matrículas PM-6470-AJ y PM-1021-AJ. Los dos conductores que transportaban la droga recibían sueldos de 100.000 pesetas másdietas por cada viaje que realizaban desde Marruecos.

Según el jefe del grupo de estupefacientes, el cerebro de la organización es el empresario ibicenco Ginés Zabaya Nogueras, cuyo patrimonio conocido, según fuentes policiales, supera los 400 millones de pesetas y es dueño de fincas, apartamentos, restaurantes y, 14 puestos en un mercado de abastos de Ibiza. El juez instructor del caso ha ordenado la inmediata inmovilización de todas las cuentas y bienes de todos los detenidos.

El socio de confianza de la red de traficantes en Jerez, según la policía, era Francisco Ignacio Romero López, quien había comprado un turismo Volkswagen-Passat, matrícula CA-9688-S y una furgoneta e incluso había adquirido un negocio de mercería y un piso en una lujosa zona residencial de Jerez. La ostentación de dinero de la que hacía gala Romero López, quien no tenía traba o conocido, fue lo que despertó la atención de los inspectores de policía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 1986