Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sutherland estudia la oferta de Croissier sobre el monopolio

Peter Sutherland, comisario europeo para la Competencia, manifestó ayer, en unas declaraciones a este periódico, que la Comisión Europea no ha fijado aún su postura sobre la oferta del ministro español de Industria y Energía, Luis Carlos Croissier, para negociar la adaptación del monopolio español de petróleos dentro de "un acuerdo de carácter general"."Estamos en una fase de exploración de las intenciones del Gobierno español. No se ha alcanzado una decisión final sobre el mecanismo de conversaciones propuesto [en la carta de Croissier]", dijo Sutherland. Añadió, sin embargo, que "ya existe un marco de negociación y es el contenido en el artículo 48 del Tratado de Adhesión. Cualquier discusión fuera de este marco será rechazado por la Comisión".

Croissier envió hace dos semanas una carta al comisario europeo Sutherland en la que, en respuesta a otra misiva llegada a Madrid el pasado verano y firmada por Sutherland, prometía adoptar medidas liberalizadoras del mercado español de productos petrolíferos dentro de un "acuerdo de carácter general" entre España y la CE.

Visiblemente preocupado por la atención que se ha dedicado a la cuestión del monopolio, el comisario insistió en que "no se ha entrado en cuestiones específicas en esta mi primera visita a España. Este asunto puede llevarnos meses, quizá años", dijo. También señaló que el problema abierto con el monopolio de petróleo español ha ocupado, en las conversaciones mantenidas, "menos tiempo que la impresión que se recoge por la Prensa".

Al recordársele que el sector de refino y distribución de productos petrolíferos mueve más de dos billones de pesetas al año en España, Sutherland aclaró que la preocupación prioritaria de la Comisión Europea era asegurar la libre competencia y el acceso de los intereses comunitarios al mercado español.

En posterior conferencia de prensa, Sutherland no aclaró por qué la preocupación de la Comísión Europea no se extendía también a Grecia, un país miembro que, en la cuestión del mercado de petróleo, ha ignorado las presiones de Bruselas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 1986