Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Un superviviente

¡Ya era hora de que el Premio Nobel de la Paz fuese concedido a un hombre que ha sufrido!No quiero ni decir su nombre,

Pasa a la página 12 Viene de la página 11

puesto que éste es lo de menos. Es el hecho en sí lo que cuenta.

Algunos años han concedido el Nobel de la Paz a hombres que van de hotel de cinco estrellas a hotel de cinco estrellas, para los cuales la paz y los Derechos Humanos no son sino tópicos dorados que los utilizan para subir en el escalafón. ¡Se habla tanto de la paz y de los Derechos Humanos! Pero sólo hay unos hombres capacitados totalmente para sublimarlos: aquellos que pueden hablar de supervivencia al referirse a sí mismos.

Son éstos los hombres que enaltecen con su experiencia lo que son los derechos de la persona. Felicito a los académicos que este año no se han equivocado: han premiado a un superviviente.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 1986