Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNIDAD VALENCIANA

Tres grandes presas protegerán La Ribera de las riadas del Júcar

El Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU) invertirá 21.000 millones de pesetas para defender la comarca de La Ribera contra las avenidas del río Júcar. El plan se presentó ayer, al cumplirse cuatro años de la riada que destruyó la presa de Tous y produjo daños valorados en 100.000 millones de pesetas, además de 16 muertes. El proyecto comprende la reconstrucción de! este embalse y la realización de otros dos. Las obras comenzarán en 1987 y, cuando estén acabadas -en seis o siete años-, una riada tan excepcional como la de 1982 sólo inundaría zonas agrícolas cercanas al río.

Según José Carles Genovés presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), las tres presas están concebidas para regular las avenidas que suelen registrar cada otoño el Júcar y otros ríos mediterráneos, provocadas por intensas lluvias registradas en breves períodos de tiempo.El caudal medido en la nada del 20 de octubre de 1982 llegó a ser de 7.500 metros cúbicos por segundo,y el volumen total de agua caída superó los 800 hectómetros cúbicos.

Materiales sueltos

Los nuevos embalses tendrán una capacidad conjunta de 816 hectómetros cúbicos y serán vaciados cada 1 de septiembre con el fin de retener la mayor cantidad posible de agua en otoño.El de Tous, con una capacidad de 660 hectómetros, será el mayor. Su dique será construido con materiales sueltos, parecido al destruido en 1982 cuando el agua rebasó en varios metros su punto de coronación. El aliviadero de la presa evacuaría una avenida de 23.000 metros cúbicos por segundo, nunca registrada. El poder de regulación es menor en las de Escalona, de 87 hectómetros cúbicos de capacidad, y Bellús, de 69.

Difícil desagüe

Según los datos de la CHJ, cuando las presas estén en funcionamiento, una riada como la de 1982 sólo inundaría una pequeña zona agrícola situada junto al río, sin afectar a núcleos habitados. La escasa capacidad de desaghe del Júcar en el mar -sólo 800 metros cúbicos por segundo- se resolverá con la construcción de diques fusibles en Albalat de la Ribera, cuya rotura por la fuerza de la riada dirigiría las aguas hacia el lago de la Albufera.El Plan incluye la instalación del Sistema Automático de Información Hidrológica (SIAH), que dará datos sobre precipitaciones y caudales de decenas de barrancos y ríos afluentes del Júcar, y la limpieza y reforzamiento de cauces de varios ríos valencianos.

Carles Genovés anunció el inicio de las obras para aumentar la capacidad de desagüe en el puente de la autopista A-7 sobre el Júcar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de octubre de 1986