Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CITA OLÍMPICA DE LAUSANA

Barcelona inicia su ofensiva final de promoción de para ser sede de los Juegos de 1992

ENVIADO ESPECIAL La candidatura de Barcelona inició ayer su ofensiva final de promoción en Lausana, a una semana exacta de conocer el veredicto de los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) sobre cuál de las seis ciudades aspirantes organizará los Juegos de Verano del año 1992. La capital catalana comenzó su cuenta atrás con la inauguración de la exposición Los tesoros de Barcelona en el Museo del Hermitage. El alcalde Pasqual Maragall afronta los últimos días con prudencia para evitar que se desate el optimismo en la delegación, con cierta baja forma física por unos síntomas de gripe, pero con la estrategia a seguir muy clara, fruto de una reunión que mantuvo con cuatro de sus colaboradores más directos en la finca que la Diputación de Barcelona tiene en el Montseny y que hasta ahora se había. mantenido en secreto.

Después de los ejercicios espirituales del Montseny, en los que esencialmente se estudiaron las diversas alternativas para afrontar el sprint final de la candidatura, la atención descansa en los pasos a seguir en Lausana.El acto de ayer, organizado por la municipalidad de la ciudad sede: del COI y la fundación del Hermitage, no tuvo carácter electoral salvo por la presencia de media docena de miembros del comité, entre ellos el administrador y votante Raymond Gafner, y por una referencia de Maragall en su discurso. "Nuestro mejor argumento es la coincidencia de voluntades de todas; las administraciones", dijo el alcalde de Barcelona.

La exposición

La exposición, que cuenta con obras de Picasso, Miró, Dalí, Casas, Nonell, Gargallo y otros artistas, constituye, como subrayó el presidente de la fundación organizadora, François Daulte, la iniciativa más importante y espectacular en pintura española emprendida en Suiza desde el año 1940. La muestra, con unas 200 obras, está presidida de forma honoraria por el monumental cuadro de Dalí El atleta cósmico, cedido por la Casa Real y que ha sido utilizado ya por la candidatura olímpica para otras iniciativas de promoción. El Museo del Hermitage, un palacete situado en una colina que lleva el mismo nombre, resultó pequeño para acoger los centenares de personas que acudieron a la inauguración.

Entre los, asistentes había una amplia delegación barcelonesa tanto olímpica (Carlos Ferrer Salat, miembro del COI; Josep Miquel Abad, máximo ejecutivo de la candidatura; Jordi Serra, director de la Oficina Olímpica, etcétera) como municipal. El padre del alcalde, el senador Jordi Maragall, y su tío, Joan Anton Maragall, asistieron también a la cita cultural del Museo del Hermitage.

El protagonismo correspondió ayer a Barcelona, pero en los próximos días Lausana será una plaza difícil para lucir. Anoche llegó el tren procedente de Amsterdam con todas las fuerzas de la capital holandesa. Y esto parece ser sólo el principio. La lista de posibles e hipotéticos visitantes ilustres que se desplazarán a la capital del cantón de Vaud en los próximos días, para convencer al COI, es larga y notable. Jacques Chirac, alcalde de París y primer ministro francés, el rey Olav de Noruega, el rey Carlos (le Suecia, la princesa Ana de Inglaterra y el líder de la democracia cristiana de Baviera Franz Joseph Strauss son algunos de los nombres de los renombrados postulantes que las ciudades candidatas parecen dispuestas a esgrimir en las horas previas a la elección.

Pese a que no existe confirmación oficial de estos viajes, y algunos de ellos presentan evidentes problemas de seguridad, todo está dispuesto en Lausana para la gran fiesta olímpica. Barcelona ha enseñado una tarjeta de presentación firmada por Picasso, Miró y Dalí.

Manifestación prohibida

Por otra parte, el Gobierno Civil de Barcelona comunicó ayer la prohibición de una manifestación contra la celebración de los Juegos Olímpicos que había sido solicitada para el próximo día 12 por la Comisión Contra la Barcelona Olímpica.

La petición fue formulada por representantes de los partidos Moviment Comunista de Catalunya (MCC), Lliga Comunista Revolucionària (LCR) y Partit Socialista d'Alliberament Nacional (PSAN), que apoyan a la citada comisión. El Gobierno Civil basa su prohibición en que en anteriores manifestaciones solicitadas por estos partidos se produjeron alteraciones del orden público, enfrentamientos con agentes de la autoridad, gritos a favor de Terra Lliure Y ofensas a la bandera nacional. Los organizadores anunciaron ayer su intención de recurrir contra la prohibición y de celebrar la manifestación, informa Enric Company.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de octubre de 1986