Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN ALIANZA POPULAR

Fraga sustituye a Verstrynge por Alberto Ruiz Gallardón para 'poner orden' en el partido'

Manuel Fraga, presidente nacional de Alianza Popular, inauguró ayer el curso político destituyendo fulminantemente al secretario general, del partido, Jorge Verstruinge, alineado en el sector crítico y que en los últimos meses reclamaba una. mayor colegiación de las decisiones en, el principal partido de la oposición. La destitución de Verstrynge, sustituido por Alberto Ruiz Gallardón, de 27 años, se produjo un día después del regreso de Fraga de sus vacaciones veraniegas, y ello se interpreta como un intento del presidente de AP de cortar de raíz los brotes de rebelión contra él en el seno del partido.

Apenas un mes después de haber calificado de "falsas" y "pintorescas" las informaciones periodísticas que hablaban de la existencia de un movimiento crítico en AP, Fraga reconoció ayer implícitamente la realidad de tal movimiento al destituir inesperadamente a Verstrynge y sustituirle -por Alberto Ruiz Gallardón, miembro del comité ejecutivo hijo del vicepresidente del partido, José María Ruiz Gallardón, concejal del Ayuntamiento madrileño e integrante del ala dura del sector oficialista.Fraga realizó este cambio, que supone un importante giro en la política de AP -"un notable endurecimiento", según un crítico de manera personal, sin reunir a los órganos directivos del partido y tras haber advertido, -desde su retiro gallego, que quienes "han hablado demasiado se arrepentirán". La junta directiva nacional de AP celebrará su reunión mensual el próximo martes. Varios presidentes provinciales hicieron llegar ayer su descontento a la sede central ante la forma en que se había produciao el relevo, y el presidente del partido en Málaga presentó su dimisión.

No más destituciones

Paralelamente, Fraga se entre vistó ayer tarde con el presidente regional de AP en Madrid, Carlos Ruiz Soto, alineado igualmente con Verstrynge entre los críticos y, como el hasta ayer secretario general, partidario de la candidatura de Fraga a la alcaldía de Madrid. Ruiz Soto, que negó ayer que Fraga pudiera estatutariamente destituirle como a Verstrynge, dado que él fue elegido en un congreso regional y no directamente por el líder del partido, movilizó a lo largo del pasado mes a varias juntas de distrito de AP en Madrid para que se sumasen a la iniciativa de apoyar la candidatura de Fraga al sillón municipal.

El círculo de dirigentes más arín a Fraga -José María Ruiz Gallardón, Miguel. Herrero de Miñón, Ángel Sanchís, Álvaro Lapuerta, José María Aznar, entre otros- se opuso decididamente a esta idea, alegando que con ella no se pretendía otra cosa que buscar una "salida honrosa" para el líder de la oposición. Los oficialistas tratan de forzar que sea el propio Herrero de Miñón el candidato a la alcaldía, pues de ganar las elecciones municipales madrileñas lo convertiría en un serio aspirante al futurofiderazgo dé una opción conservadora.

El propio Fraga, que ha rechazado definitivamente la idea de -presentarse como aspirante a la alcaldía -"no seré candidato a candidato", dijo ayer-, ve con buenos ojos la hipótesis de que la operación Chirac pase por Herrero de Miñón, según dijeron ayer varios dirigentes del partido.

Fraga, que aseguró ayer que la destitución de Verstryrige no era una defenestración", aunque admitió que tenía relación con una "necesaria identidad plena de ideas entre el presidente de un partido y su secretario general", dijo que "no se prevén cambios" en otros altos cargos del partido. Las especulaciones apuntaban a la posibilidad de que las sanciones alcanzasen también al vicepresidente del partido y director del gabinete de estrategia, Alfonso Osorio, igualmente crítico.

Osono, cuya ausencia ayer en el acto de transmisión de poderes al nuevo secretario general fue notoria, se reunirá hoy con Fraga en un almuerzo, del que se espera que salga alguna suerte de compromiso entre ambos, La mayor parte de los dirigentes oficialistas -algunos de los cuales se enteraron del relevo por la radio- estuvo presente en el acto, concluido por Fraga con una peculiar conferencia de prensa en la que sólo admitió algunas preguntas.

Suárez, discrepante

El también vicepresidente Fernando, Suárez, coincidente en muchos planteamientos con los criticos, aunque discrepante en la idea de presentar a Fraga como candidato municipal, asistió al acto de ayer situado a la derecha de Fraga. Igualmente estuvo presente, con gesto visiblemente consternado, Verstrynge, quien se resistió a hacer declaracionesde cualquier tipo. Aparentemente, Verstrynge conoció la noticia de su cese en la noche del lunes, poco después del regreso de Fraga, si bien los rumores en el cuartelgeneral de AP acerca de próximos "cortes de cabezas" eran insistentes desde que a mediados de julio se comprobó la irreversibilidad de las diferencias entre críticos y oficialistas.

Verstrynge permanecerá como miembro de la comisión ejecutiva (fue elegido por los compromisaríos en el VI Congreso), aunque sin funciones fijas. Se considera probable que reciba alg ún "en cargo especial" dentro del Grupo Parlamentario Popular. Fuentes próximas a Verstrynge subrayaron, sin embargo, que "un serio abismo" se abrió ayer entre los sectores enfrentados de AP, abismo agravado ante la 'mala situación financiera y el pesimismo generalizado" existente, según estos medios en el interior del partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 1986

Más información

  • El líder conservador renuncia a ser candidato a la alcaldía de Madrid