Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obras de Puerto Sherry paralizadas por el alcalde ya estaban terminadas

El sector de las obras de Puerto Sherry paralizadas el miércole por el alcalde de El Puerto de Santa María (Cádiz), el comunista Rafael Gómez Ojeda, ya estaban concluidas y, por tanto, su paralización no ha podido llevarse a efecto pese al anuncio oficial. Las dos construcciones, que debían haberse interrumpido por no estar supuestamente previstas en el plan inicial del complejo turístico, son una plaza de ceremonias y la entra da principal del complejo deportivo de Puerto Sherry. Esta última obra terminó de construirse el pasado junio y fue inaugurada por el presidente de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla, el día 15 del citado mes.El director general de Puerto Sherry, Manuel Gandarias Carmona, confirmó ayer que, efectivamente, habían recibido una notificación para paralizar las obras anteriormente citadas, pero añadió que "es imposible paralizar unas obras que están totalmente consolidadas y terminadas". Las obras que se están realizando en Puerto Sherry corresponden ya a la segunda fase del plan previsto y aprobado por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo.

Según Manuel Gandarias, "el alcalde conoce perfectamente lo que se está realizando en Puerto Sherry y es una ambigüedad la postura tomada por el Ayuntamiento, ya que el propio Ayuntamiento ha reconocido la realidad y los beneficios que la construcción de: estas instalaciones está consiguiendo para la zona". Según Gandarias, la postura del Ayuntamiento "se contradice gravemente al intentar poner obstáculos y dificultades a un proyecto sin argumentos legales ni reales". El alcalde de El Puerto de Santa María estuvo ilocalizable durante toda la jornada de ayer.

La difícil situación por la que atraviesa el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, con mayoría comunista, pero con una fuerte oposición integrada por socialistas, aliancistas e independientes, es, según Gandarias, la que "realmente ocasiona esta serie de inconvenientes, que lo único que originan es un atraso en la construcción del puerto deportivo más importante del sur de España".

La plaza de ceremonias que el decreto municipal ordena paralizar es una construcción semicircular con unos graderíos con capacidad para 600 personas y un frente donde pueden ubicarse otras 600. Su objetivo es la organización de actos culturales y entregas de premios, con el marco del puerto deportivo enfrente de los espectadores. La otra edificación paralizada es un doble arco de acceso al puerto deportivo, en cuyo centro está la portería del club. Esta obra terminó de construirse en junio.

Denuncias

Según fuentes de la oposición municipal, el origen del decreto está en las denuncias presentadas por la asociación ecologista Guadalete ante la Delegación Provincial de la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía. Los ecologistas denuncian que las obras realizadas en Puerto Sherry no corresponden con lo previsto en el plan aprobado por el MOPU y sobre el que el Ayuntamiento portuense había concedido la correspondiente licencia de obras. Los ecologistas han denunciado, además de las dos obras paralizadas, la existencia de un restaurante y una gasolinera dentro del complejo Sherry.

Según Gandarias, estas construcciones existen realmente, "pero no en la forma que denuncian los ecologistas". "El restaurante es un chiringuito prefabricado, que sólo presta servicios provisionales hasta la construcción del Club Náutico", y la gasolinera "no es un servicio público, sino que se trata de un depósito para suministro exclusivo de las máquinas y camiones que trabajan en la construcción".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 1986