GENTE

Hideoshi y Reiko Nakasima,

una pareja japonesa cuya máxima ilusión era volverse a casar en España, de blanco, con velo y ramo de azahar, han visto cumplido, su deseo gracias al Ayuntamiento de Marbella, cuyo alcalde los unió en ceremonia simbólica. Durante todo el acto los japoneses no pararon de agradecer el gesto con sonrisas y genuflexiones. Los esposos, tras la simpática ceremonia, que fue seguida con curiosidad por los funcionarios municipales, partieron en viaje de novios hacia Jerez, con una voluminosa maleta regalo del Ayuntamiento marbellí.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS