Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio provocado aislo a mil personas en Montserrat

Un violento incendio forestal que comenzó por la mañana en tres puntos diferentes cerca de la población de Maians, en el término municipal de Castellfollit del Boix (Barcelona), alcanzó ayer el monasterio benedictino de Montserrat, después de arrasar buena parte de la montaña. Las Bamas afectaron parcialmente al huerto de los monjes y llegaron a unos 15 metros del complejo hotelero. Durante varias horas el monasterio estuvo incomunicado, incluso telefónicamente, y hacia las siete de la tarde unas 1.000 personas que habían quedado aislados en sus alrededores empezaron a ser evacuadas.

Los alcaldes de Collbató y El Bruc convocarán para el próximo día 31 una marcha a Montserrat, ya que consideran que los incendios registrados este mes en la zona, han sido intencionados.Un bombero del parque de Sabadell comentaba con indignación: "Está clarísimo que el incendio ha sido intencionado porque se han encontrado conejos que llevaban atados trapos y algodones impregnados de alcohol y gasolina.

A las once de la noche el incendio seguía con fuerza en la montaña de Montserrat, según informaron los bomberos de la Generalitat, quienes señalaron que los incendios de estos últimos días en Montserrat han quemado 2.000 hectáreas, lo que supone un 75% del total de la superficie de la montaña.

El de ayer es el cuarto incendio que afecta la montaña de Montserrat este verano. El pasado 13 de agosto, durante una visita a la zona siniestrada, el conseller de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat, Josep Miró Ardèvol, subrayó que en los últimos años la mayoría de los incendios forestales se producen en días próximos al 18 de julio. No obstante, el conseller agregó: "Puede ser que ello no guarde relación con el significado de la fecha". Ayer, aprovechando este nuevo incendio, la organización ultraderechista autodenominada Milicia Catalana reivindicó su autoría en una llamada al rotativo catalán Avui.

La montaña de Montserrat quedó ayer casi totalmente calcinada. Las llamas la recorrieron desde su extremo oeste hasta su extremo oriental y en su avance rodearon por abajo y por encima la zona de ladera calcinada por el incendio registrado los días 8 y 9 de este mismo mes. El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, envió a un concejal de Monistrol a establecer contacto con el abad de Montserrat, Cassià Maria Just, ante la imposibilidad de enlazar con él telefónicamente.

A las ocho de la tarde, el incendio seguía con fuerza y sin control. No sólo afectaba a toda la vertiente norte de la montaña, sino que por su extremo oeste había rebasado ya el puerto de Can Magana y avanzaba por la vertiente suroeste.

A la hora mencionada, las Hamas , reaparecieron en el sector de Collbató, en la vertiente sureste, que ya había resultado afectada por las llamas el pasado fin de semana. Dos horas antes, hacia las seis de la tarde, se declaró otro incendio al pie de la montaña, pero al otro lado del río Llobregat, cerca de Monistrol, por donde discurre la línea férrea de los Ferrocarriles de la Generalitat.

Pánico

En el monasterio de Montserrat se vivieron momentos de confusión e incluso de pánico cuando las llamas empezaron a acercar se envolviéndolo todo de una espesa humareda, sin que los bomberos pudieran llegar al lugar porque el fuego había cortado todas las carreteras y sin poder comunicarse por teléfono con el exterior.

Las religiosas del convento de Sant Benet debieron ser evacuadas, como ya les sucedió hace diez días, y en algún momento se llego a hablar de evacuar a todo el personal residente en el monasterio. La Regada, finalmente, de gran número de bomberos y de fuerzas policiales, cuando se pudo circular por las carreteras de acceso, permitió controlar el siniestro alrededor del monasterio y se descartó la posibilidad de evacuarlo.

Las llamas avanzaron hasta las primeras casas del pueblo de Monistrol de Montserrat y obligaron a evacuar buena parte de las masías de Marganell, así como todas las urbanizaciones de la zona. Los residentes, así como los campesinos del área de Marganell, mostraron su malestar por la escasa presencia de bomberos en aquella zona, donde las llamas cambiaban- constantemente de dirección y avanzaban sin que apenas nadie les hiciera frente.

Los campesinos tenían serias dificultades para utilizar sus cisternas debido al corte del fluido eléctrico, que les inutilizaba las bombas de agua.

Ermitas afectadas

El abad de Montserrat, Cassiá Maria Just, afirmó que "el fuego ha superado todas las previsiones y ha llegado con una rapidez inesperada, encaramándose por las canales y afectando a varias ermitas de la montaña, así como al camino Dels Degotalls".

"Es el tercer incendio en una semana y la gente empieza a estar un poco desesperada y a preguntarse si acaso se trata de mentes criminales y qué es lo que quieren quienes, si son intencionados, provocan estos fuegos". Cassiá Maria Just afirmó que estaba satisfe cho de la actuación de los bomberos, "que en algunos momentos han llegado a exponer su vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de agosto de 1986

Más información

  • Los bomberos encontraron en la zona conejos atados con trapos y algodones impregnados en gasolina