Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Falleció Indio Fernández, el hombre que reflejó en sus películas la vida del campesino mexicano

El director cinematográfico mexicano Indio Fernández falleció el miércoles en la ciudad de México, a los 82 años, a causa de las secuelas de una reciente operación de peritonitis. El Indio, cuyo nombre de pila era Emilio, estaba considerado por muchos como el mejor director cinematográfico de su país, y desde luego como el más popular. Entre sus películas cabe destacar María Candelaria, premiada en el Festival de Cannes, La perla, Río escondido e Isla de pasión. Hombre rudo, violento y sincero, su biografía, como su obra, está surcada de escándalos. Llevó a la pantalla el carácter y la vida del campesino de su país.

MÁS INFORMACIÓN

La actriz mexicana María Felix, que protagonizó varias películas bajo la dirección de Indio Fernández, montó guardia durante toda la noche del miércoles en la capilla ardiente donde se veló el cuerpo de su compatriota. María Felix estuvo acompañada en esta ceremonia por el escritor Carlos Monsivais, el actor Jaime Fernández, hermano de Indio, y por numerosos personajes de la pantalla mexicana, informó Efe.Fernández, integrante de una familia ligada al arte, nació en 1904 en el Estado norteño de Coahuila. En su juventud participó activamente en la revolución mexicana de principios de siglo, al final de la cual se marchó a Hollywood. Allí se dedicó a trabajar como extra y bailarín en algunos filmes. En la década de los años treinta, regresó a su país de origen donde continuó su carrera cinematográfica.

Fiel a su imagen campesina, Fernández siempre vistió ropa sencilla, bebió tequila y fumó cigarrillos fuertes, tal y como hacían sus personajes. El indio solía declarar cuando le preguntaban sobre Pancho Villa, al que conoció bien, que unas veces lucho con él y otras contra él.

El Indio filmó su primera película en 1941 y en los nueve años siguientes rodó lo más destacado de su filmografía, habitualmente con el fotógrafo Gabriel Figueroa y los actores Pedro Armendáriz y Dolores del Río. Después de su época de oro, en la que destacó la filmación de María Candelaria (1943), premiada en Cannes, el Indio siguió dirigiendo pero sus películas ya no tuvieron tanto éxito.

La carrera del Indio es recordada hoy con gran admiración por los mexicanos, que vuelven a ver con frecuencia sus películas,

como Zona Sagrada y La choca. Estos filmes cobran importancia al ser los primeros de producción mexicana que llevaron al público a las salas, aunque no alcanzaron la calidad de los realizados con anterioridad.

Emilio Fernández contrajo matrimonio en segundas nupcias con la actriz mexicana Columba Domíngues, con quien tuvo una hija, Jacaranda, ya fallecida. En la vida del Indio hay también episodios oscuros, como el asesinato de un joven, delito por el que permaneció varios meses en la cárcel. Con fama de duro toda su vida, Fernández se vio con frecuencia mezclado en escándalos. En una ocasión tiroteó a los invitados de una fiesta.

Bajo el volcán

Hace unos años, el director norteamericano John Huston invitó al Indio a tomar parte en el rodaje de la cinta Bajo el volcán, basada en la novela homónima de Malcolm Lowry. Durante la filmación, Fernández dijo a un periodista que quería enviar un mensaje a todos: "Que me den por muerto". A raíz de estas declaraciones, el Gobierno mexicano inauguró una muestra de su trayectoria del director en la Filmoteca Nacional de la ciudad de México.

Pese a sus grandes limitaciones, su obra constituyó una de las escasa aportaciones auténticas y personales del cine mexicano. Al decir de los críticos, en la década de los cuarenta y aún después, el cine mexicano lo hizo el Indio Fernández con la fotografía de Figueroa y las actuaciones de Dolores del Río y Pedro Armendariz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de agosto de 1986