El Gobierno responde con dureza a las críticas del ejecutivo vasco contra las expulsiones de 'etarras'

El portavoz del Gobierno, Javier Solana, replicó ayer, con una contundente declaración institucional, a las críticas realizadas por los gobernantes nacionalistas vascos a las expulsiones de Francia de terroristas de ETA. El Gobierno central muestra su "sorpresa" por la actitud del Ejecutivo vasco. Horas antes, el lehendakari José Antonio Ardanza reiteró el escepticismo del Gobierno vasco sobre las expulsiones y acusó al Ejecutivo central de desear que todos sean "como corderitos a las órdenes del pastor" y que digan "sí a todo". Medios políticos señalan que las críticas expresadas por el Gabinete de Ardanza en los últimos días responden al descontento provocado por la sorda batalla que se ha librado durante la última semana en torno al destino final de Txomin Iturbe, cuya deportación considera el Gobierno vasco un error muy grave.

Más información
Iturbe pide a Gabón que le permita trasladarse a Cuba

Solana manifestó ayer, en la conferencia de prensa posterior al primer Consejo de Ministros del nuevo Gabinete, que producen "extrañeza" las críticas del Ejecutivo vasco a las expulsiones de varios terroristas de ETA, a quienes las autoridades francesas han entregado a la policía española. Simultáneamente, el representante del Gabinete manifestó la "opinión favorable" que a éste le merece la colaboración del Gobierno francés en la lucha antiterrorista y expresó su confianza en que ésta continúe e incluso se intensifique.La declaración institucional del Gobierno de la nación, que leyó el portavoz gubernamental, constituye una réplica formal a las reticencias manifestadas tanto por el portavoz del Gobierno vasco, Eugenio Ibarzábal, como por el propio lendakari, José Antonio Ardanza, sobre la entrega inmediata de terroristas de ETA residentes en Francia.

Contra las extradiciones

Para resaltar el malestar del Gobierno de la nación, Solana subrayó que los dirigentes del PNV destacados miembros del Gobierno vasco no sólo se oponen a las expulsiones inmediatas puestas ahora en práctica por el Gobierno francés, sino que también rechazaron en su momento la utilización de la extradición ole etarras a España como fórmula de colaboración antiterrorista entre los Gobiernos francés y español. "Cuando se les oye decir que tienen una vocación europea y que están contra el terrorismo", insistió Javier Solana, "hay que preguntarse cuáles son las otras medidas que ellos estiman que se deben tomar para combatir el terrorismo".El portavoz gubernamental comentó que, a su juicio, no se encuentra amenazado el pacto de legislatura que mantienen el Partido Socialista de Euskadi-PSOE y el PNV en el Parlamento vasco, pero reiteró que "produce sorpresa" que los gobernantes nacionalistas puedan poner en tela de juicio las consecuencias prácticas de la cooperación en el marco europeo en la lucha contra el terrorismo".

En la declaración institucional, el Gobierno de la nación insiste en que el terrorismo es un problema que afecta no sólo al poder ejecutivo, sino a todas las instituciones públicas y sociales, muestra su apoyo a las Fuerzas de Seguridad del Estado y apela a la "responsabilidad" de los medios de comunicación social "para preservar los valores sobre los que se asienta la convivencia en libertad y democracia".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A preguntas de los periodistas, Javier Solana reconoció que el Gobierno español tiene confianza en que las autoridades francesas entreguen a la Policía de nuestro a país a miembros de ETA de mayor relevancia de los que ha facilitado hasta ahora.

Por otra parte, el portavoz del Gobierno afirmó que "ningún ciudadano español puede comprender una sentencia como la adoptada por la Audiencia Nacional, que consideró atenuante la amistad con un terrorista, en contradicción con los más elementales dictados de la lógica. "Es una sentencia insólita, y desde luego no está en la línea de conseguir una administración de justicia más ágil y eficaz, imprescindible para que no sean inútiles los esfuerzos contra el terrorismo".

Ardanza insiste

Horas antes de esta declaración gubernamental,-informa Victorino Ruiz de Azúa desde Bilbao- el lendakari Ardanza reafirmó su escepticismo sobre la eficacia final de la entrega a España de presuntos terroristas de ETA exiliados en suelo francés. En réplica al delegado del Gobierno central en Euskadi, Ramón Jáuregui, que el jueves consideró intolerable la posición del ejecutivo autónomo, Ardanza dijo durante una visita a Azpeitia (Guipúzcoa) que "el Gobierno central se está poniendo nervioso".Aseguró también Ardanza que su Gabinete ha mantenido siempre una actitud clara, sin ninguna ambigüedad en la condena rotunda de la violencia de ETA. "Pero creemos tener autoridad moral más que suficiente", añadió, "para decir que no vamos a dar a nadie un cheque en blanco que nos obligue a decir sí a todo".

Para el lendakari, hay que aplicar medidas policiales "pero si queremos resolver este problema", indicó, "exclusivamente por la vía de medidas policiales no se a a resolver, y si ésto no le gusta el Gobierno central lo siento, pero no es ninguna novedad". Ardanza consideró sorprendente que "a estas alturas se estén rasgando las vestiduras por algo que decimos desde hace año y medio, y mucho más después del famoso informe de los expertos, que afirmaba más o menos lo mismo: vías policiales pero también políticas".

Escalada de enfrentamientos

La última intervención de Ardanza y el pronunciamiento del Consejo de Ministros culminan una escalada de enfrentamientos de progresiva dureza entre los Gobiernos central y autónomo en torno a la política antiterrorista, que rompe la tónica de entendimiento entre ambos Ejecutivos desde que Ardanza sucedió a Carlos Garaikoetxea. El detonante fueron unas declaraciones del consejero de Interior. Luis María Retolaza afirmó el pasado 28 de julio que los éxitos policiales tienen un efecto momentáneo, "pero al final el terrorismo rebrota". Retolaza consideraba casi seguro que ETA quiere negociar, pero, admitía, "es lógico que decir ésto en Madrid sea prácticamente imposible después de los hechos que se han producido".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS