Un funcionario español vuela a Nigeria para recoger al capitán Peciña

Rafael Pastor Ridruejo, director general de Asuntos Consulares, viajará hoy por vía aérea a Nigeria para hacerse cargo del capitán del petrolero Izarra, José Luis Peciña, cuya excarcelación ha ordenado el Gobierno de aquel país, tras anular la condena de 25 años de cárcel que pesaba sobre él por dos delitos de contrabando, de gasóleo.

Un portavoz del Gobierno nigeriano telefoneó a las nueve de la noche del miércoles a la Embajada española en Lagos y adelantó al embajador, Joaquín de Arístegui, que el Ejecutivo afrlicano había anulado la condena de Peciña.

La comunicación oficial se realizó al embajador español ayer por la mañana, en una entrevista con el secretario general adjunto del Ministerio del Interior. La excarcelación fue aprobada por el jefe de Estado nigeriano, general Ibrahim Babangida.

En Madrid, el Ministerio de Asuntos Exteriores piensa que la liberación. de Peciña puede ser inmediata, ya que sólo falta para que se produzca que la orden del Gobierno nigeriano llegue a las autoridades de River State, Estado en el que se encuentra la prisión de Port-Harcourt, donde el capitán español ha permanecido durante (los años.

El embajador Arístegui señaló ayer que la gran distancia entre Lagos y Port-Harcourt -unos 1.000 kilómetros- puede dificultar la llegada de la orden y retrasar la liberación. Declaró también que José Luis Peciña "se encuentra en buen estado".

Página 21

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS